fbpx

CIUDAD DE MÉXICO, 30 de agosto (AlmomentoMX).— El presidente de Estados Unidos asegura que el TLCAN es el peor tratado que su país haya firmado, por lo que se dice dispuesto a cancelarlo o modificarlo radicalmente para que Estados Unidos se vea claramente beneficiado, señaló la senadora Dolores Padierna Luna, Coordinadora del Grupo Parlamentario PRD.

Indicó que lejos de rechazar las pretensiones del país vecino, el gobierno mexicano ha hecho suya la agenda de Estados Unidos, a pesar de llevar 15 años negándose sistemáticamente a mover una coma al TLCAN, de repente y con inusitado entusiasmo, el gobierno mexicano se apresura a lo que llama: la modernización del tratado.

“De cara a la exigencia de Estados Unidos, la administración de Enrique Peña Nieto estableció una serie de prioridades en la renegociación. Una de ellas es la eliminación de las reservas que México estableció en el capítulo energético cuando se negoció el Tratado de Libre Comercio en 1992”.

Señaló que entre las prioridades del gobierno mexicano para la renegociación con Estados Unidos y Canadá destacan varias, una de ellas es actualizar el alcance de la reforma energética recientemente aprobada en nuestro país y mejorar la infraestructura fronteriza que, entre muchos otros puntos, son dos de los que aparecen en las rutas estratégicas delineadas por Rick Perry y Pedro Joaquín Coldwell en una reunión con el presidente Enrique Peña Nieto durante la visita que el Secretario de Energía hizo a nuestro país, el pasado mes de julio.

Cuya finalidad, dijo, fue preparar el terreno para un pacto energético en el marco del Tratado de Libre Comercio con América del Norte que obligue a México a estar en un bloque energético regional lo antes posible.

Finalmente, manifestó que las prioridades del gobierno mexicano en la renegociación del tratado parecen calcadas de los objetivos del gobierno de Donald Trump expuestos por la oficina del representante comercial de los Estados Unidos.

AM.MX/fm

Comentarios

comentarios