fbpx

CIUDAD DE MÉXICO, 8 de septiembre (Al Momento Noticias).- El gobierno federal y el Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) llegaron a un acuerdo que consiste en que el primero le dará activos a los electricistas para hacer negocios por 30 años, mientras que ellos tienen que renunciar al pasivo laboral de 80 mil millones de pesos.

Foto: Cuartoscuro
Foto: Cuartoscuro

En entrevista con el periódico Reforma, el presidente ejecutivo de América Latino de Mota-Engil, Joao Parreira, reveló que se le cedió al SME el derecho de explotar por 30 años un parque de generación eléctrica, como parte de un acuerdo entre el sindicato y Gobernación, arreglo en el que la firma no participó.

Por estos derechos, el sindicato renunció al pasivo laboral de los trabajadores que no aceptaron su liquidación tras la extinción de LyFC.

Parreira indicó que para poder explotar ese parque, que operaba Luz y Fuerza del Centro (LyFC), el sindicato conformó la cooperativa LF Centro con Mota-Engil, empresa que ostenta 51 por ciento de la sociedad.

Puntualizó que Mota-Engil no tiene ninguna responsabilidad con el gobierno federal. El derecho de explotación corresponde al SME, que, a su vez, transfiere el derecho de operar 14 plantas hidroeléctricas y 4 plantas de ciclo combinado ubicadas en el Estado de México, el Distrito Federal, Puebla, Hidalgo y Tlaxcala, a la sociedad que conformó.

De esta forma, y sin pagar un solo peso por el Parque, Mota-Engil contratará a trabajadores del SME para operar las plantas y aportará la inversión para reactivarlas.

Para que esto se concrete es necesario que el SME y el Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE) firmen el convenio de extinción del fondo de liquidación para los ex trabajadores de LyFC.

El directivo señaló que tienen un plan de inversión ambicioso para no solo mejorar estas presas sino para seguir poniendo la calidad y potencializando el parque.

Agregó que en los próximos tres años invertirán cinco mil millones de pesos en la rehabilitación de este parque de generación eléctrica para aumentar de 250 a 400 megawatts su capacidad.

Además, prevén una inyección de 800 millones de dólares en la construcción de una nueva planta de ciclo combinado con capacidad de 900 megawatts en el terreno de la antigua central termoeléctrica Jorge Luque.

AMN.MX/dsc/bhr

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *