fbpx
Se ha llegado a suponer que los autores eran la misma persona.
Se ha llegado a suponer que los autores eran la misma persona.

MADRID, 21 de abril (Al Momento Noticias) “La celebración del Día Internacional del Libro se lleva a cabo el 23 de abril, ya que es el aniversario luctuoso de los escritores Shakespeare, Cervantes e Inca Garcilaso”. La información solo es aplicable para el latinoamericano, pues la fecha de los otros dos artistas no es correcta. Después de 400 años se asumen las falsas similitudes que la historia ha generado en torno a estos dos personajes.

Durante mucho tiempo se ha considerado que Cervantes y Shakespeare murieron el 23 de abril de 1616, sin embargo, esto es una confusión de los calendarios y costumbres de la época. Miguel de Cervantes Saavedra falleció el día 22 en Madrid y la parroquia de San Sebastían registró su sepelio con fechó del 23, esto debido a las tradiciones católicas de conservar el día de nacimiento y entierro.

En el caso de Shakespeare, la diferencia es mayor debido a los calendarios usados en la época.

Para 1616 una gran cantidad de países europeos habían adquirido el uso del actual calendario gregoriano, pero en Inglaterra aún se usaba el juliano.

Esto indica que, para los ingleses, William Shakespeare murió el 23 de abril de 1616, y para el resto de las naciones que ya usaban el calendario gregoriano, el 3 de mayo.

Otro error recurrente es que Cervantes y Shakespeare llegaron a conocerse en persona, lo cual tampoco es verdad. Cervantes no conocía la obra ni vida del genio de Stratford-upon-Avon, y puede que este jamás leyera completo”El Quijote”.

Parece que Shakespeare se inspiró en Cardenio, un personaje que aparece en la primera parte de “El Quijote” para escribir junto a John Fletcher una nueva obra, misma que solo cuenta con un registro en el invierno de 1612, pero que desafortunadamente se perdió.

Michael Bell, del departamento de Literatura inglesa y comparada de la Universidad de Warwick (centro de Inglaterra), considera que “sería muy complicado” probar que el genio inglés leyera la obra del español.

A pesar de la falta de evidencia, con el paso del tiempo han surgido historias que incluso suponen que ambos personajes eran uno mismo. En su momento, el escritor Carlos Fuentes contribuyó a extender dicha suposición a través de un libro de ensayos publicado en 1988.

Por su parte, el británico Anthony Burgess narra en su cuento “Encuentro de Valladolid” su visión de una hipotética reunión entre los dos escritores con motivo de un tratado de paz entre Inglaterra y España.

De igual manera, el dramaturgo británico Tom Stoppard  ideó la posible conversación que los escritores hubiesen sostenido si el español hubiera viajado en 1604 para negociar la paz entre los dos países.

La historia también ha llegado al teatro con la obra “The Curious Lifes of Shakespeare y Cervantes”, escrita por la tailandesa Asa Gim Palomera, que plantea otro escenario del encuentro.

Las fantasías se basan en un periodo desconocido de la biografía de Shakespeare durante la década de 1590, donde no se sabe con certeza qué hacía ni dónde se encontraba.

Los expertos rescatan otros argumentos, como las similitudes estilísticas y de contenido en la obra de los autores. Por ejemplo, se ubican semejanzas entre Hamlet y don Quijote, escritos revolucionarios para la época.

AMN.MX/wh

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *