fbpx

Por: José Cruz Delgado

Dante, Anaya y Obrador son hipócritas y más de lo mismo

Marko Cortés traicionó a los Calderón y se adueñó del PAN con apoyo de Anaya

Adriana Hernández Íñigues gris y mediocre

Personas con discapacidad no son enfermas: Raymundo Arreola

Desde que inició el proceso electoral rumbo a la sucesión presidencial, el ahora ex dirigente nacional del PAN Ricardo Anaya se condujo con hipocresías, fingió que en el Frente Ciudadano por México iba a predominar la democracia, fingió ser un demócrata convencido para sus perversos fines y para ello utilizó el dinero de los mexicanos para su precampaña y recurrió a la mentira al igual que Andrés Manuel López Obrador y al final de cuentas son de la misma calaña aunque de diferentes colores.

Ambos intentan engañar a los mexicanos de formas muy burdas, ambos personajes se llaman paladines de la democracia, pero sus acciones demuestran lo contrario, los dos quisieron fingir un proceso democrático dizque para elegir candidato a la Presidencia de México pero ya sabíamos que todo era hipocresía y que a los mexicanos nos iban a dar atole con el dedo con eso de un proceso democrático e incluyente para elegir al sucesor de Peña Nieto.

Andrés Manuel y Ricardo Anaya son más de lo mismo, esta última frase repetida una y mil veces por el ahora hipócrita, ex presidente y ahora pre candidato del PAN a la Presidencia.

El palero de Dante Delgado, líder nacional de Movimiento Ciudadano le sirvió de comparsa a Ricardo Anaya y seguramente pactó un buen número de candidaturas para su gente, y sí, Dante se convirtió en cómplice de la antidemocracia y dejaron sin oportunidad a muchos más y mejores y aun así critican los métodos de otros partidos para elegir candidatos.

¡Qué desvergonzados!

Por cierto, quien tuvo dignidad fue Miguel Ángel Mancera, quien tras reprochar que no haya habido apertura para la participación de otros aspirantes, rechazó la convocatoria para ser coordinador de campaña del hipócrita Ricardo Anaya.

¡Felicidades!

Y bueno tras este “destape” o auto-imposición de Ricardo Anaya le vino como anillo al dedo a su comparsa Marko Cortés Mendoza, quien como ya sabemos, rompió con los Calderón en Michoacán y se apropió del PAN para imponer a su antojo candidatos a modo, junto con Carlos Quintana, Andrea Villanueva Cano, Macarena Chávez y Miguel Ángel Villegas Torres y otro séquito de traidores que recibieron todo de los Calderón y al final los traicionaron.

Y no dude usted amable lector que Cortés Mendoza, esbirro de Anaya sea candidato al senado pero por la vía plurinominal porque nunca ha ganado una elección de mayoría porque sabe que los michoacanos lo repudian por ególatra, mentiroso y traidor, pero aun así buscará la candidatura al gobierno de Michoacán, apoyado, claro, por Ricardo Anaya y tenga la seguridad que perderá y aunque no está nada escrito, sus hipocresías y sus burlas hacia los mexicanos lo llevarán a una derrota contundente y desastroso, si no, al tiempo.

Y bueno, siguiendo con el tema de los aspirantes, resulta que a la gris diputada y presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso Local, Adriana Hernández Íñiguez, parece que se le acabaron las pocas ideas que tenía y ahora organiza carreras y caminatas en la capital michoacana, y con eso que quiere buscar la candidatura al Senado, pues siente que en Morelia va a ganar más votos.

La legisladora piedadense, que por cierto no es bien vista por la mitad de la bancada del PRI, intenta un escaño en el Senado pero no tiene la capacidad suficiente no el respaldo popular de los michoacanos para que logre ganar una elección, bueno, ni siquiera la diputación federal por su distrito La Piedad, por más que lo intente no le alcanzará y que lástima que las tribus, como siempre, busque su cuota de poder cada vez que hay elecciones, y eso sucede en casi todos los partidos políticos, al menos en el PRD, PAN y PRI, donde los “grupos” se sienten dueños de los partidos y quieren imponer a su arbitrio y si no les dan lo que quieren pues buscan donde los reciban y les den las candidaturas y como Hernández Íñiguez pertenece a un grupo político, pues siente que está en posición de exigir, luego de un desastroso papel como líder de la bancada priista en donde hasta está dividida debido a la insensibilidad de la diputada, que por cierto, la sirvió la Junta para su beneficio político persona, mientras que la gente de su distrito está decepcionada y maldicen el día que votaron por ella.

Precisamente, el domingo que acaba de pasar, organizó una caminata en Morelia a la que llamó la Caminata de la Discapacidad 2017, en donde dijo que habían participado dos mil personas, pero es falso, pero como siempre intenta adornarse y posar para la foto para lograr sus fines personales.

Por cierto, el tema de la discapacidad es multifactorial, reducirlo a una limitación física o mental es un despropósito, de ahí la preocupación que compartió el diputado priista Raymundo Arreola Ortega quien preguntó: ¿quién es más discapacitado, el que tiene una limitación física o el que renuncia a ser el protagonista de su propio cambio transformador para desarrollar todas sus potencialidades?

La Organización Mundial de la Salud calcula que el 15% de la población a nivel mundial vive con algún tipo de discapacidad, lo que equivale a más de mil millones de personas, cifra que nos invita a reflexionar qué tanto hemos generado la tolerancia, el respeto, la inclusión, la convivencia y la paz social para resolver conflictos en equidad con las personas con discapacidad, más allá de las cifras en México y Michoacán, es importante que las acciones públicas se visibilicen las problemáticas y por ende se atiendan para brindar oportunidades de vida digna a toda la población, dijo.

Y puso el dedo en la llaga al señalar que las personas con discapacidad, en nuestro país tienen además rezagos, pobreza y marginación, siendo un factor común, la discriminación motivada por su discapacidad, que les ha limitado durante años su derecho a la inclusión y desarrollo social, violentando con ello, sus derechos humanos y su dignidad.

Dice que las personas que viven con discapacidad demandan diversas acciones para igualar los derechos con quienes no lo viven, entre ellos, el acceso a la justicia, pero también mejores condiciones de salud, o educación incluyente; demandan acceso a mayores oportunidades de trabajo, apoyos económicos para la vida independiente, el deporte, o la asistencia social; demanda accesibilidad en instalaciones públicas o privadas, el transporte y vivienda adaptada; tecnologías de información y soportes de comunicación, se requiere de revisar nuevamente el ordenamiento jurídico con perspectiva de discapacidad a efecto de que ninguna ley pudiera violentar estructuralmente los derechos humanos de las personas con discapacidad.

Una persona con discapacidad no es un enfermo, es una persona que, de otras formas y con más dificultades, se realiza y aprovecha las oportunidades para ser socialmente útil y ejercer su rol como ciudadano en la circunstancia y contexto de su familia y de la sociedad, a quien tiene una discapacidad se le deben de proporcionar oportunidades para su preparación y desarrollo personal y profesional, si por algo lucha es por ser 6 independiente y no vivir con el baldón de ser una carga para los de su entorno, reflexionó el legislar quien se comprometió a velar por los intereses de estas personas.

 

Comentarios

comentarios