fbpx

Por: José Cruz Delgado

Cachetada con guante blanco a los morenistas y sus lacayos del PT

Ayer domingo, 29 de los 40 diputados locales eligieron al nuevo Fiscal General de Michoacán, pese al “berrinche” de los morenistas y petistas, y finalmente el ungido fue Adrián López Solís, ex líder de la bancada legislativa del PRD y ex secretario general de gobierno.

Fueron 32 aspirantes a ese cargo, de ellos, una lista de 10 le fue enviada al gobernador Silvano Aureoles Conejo, éste a su vez eligió una terna que fue regresada al Congreso para su análisis y de éstos el bueno fue López Solís, y sin duda fue una muy buena elección aunque los diputados de MORENA digan lo contrario, pues estaban seguros que iban a elegir a alguien afín a su partido pero les salió “el tiro por la culata” y se quedaron con un palmo de narices, pues priistas, perredistas, panistas y verdistas apoyaron su designación.

Así pues, la Septuagésima Cuarta Legislatura, en sesión extraordinaria aprobó por mayoría calificada la designación de Adrián López Solís, como Fiscal General del Estado para los próximos nueve años.

Las comisiones de Justicia y de Gobernación del Congreso del Estado, pusieron a consideración de los legisladores la siguiente terna: Adrián López Solís, María Guadalupe Morales Corona y Saúl Aguirre Hinojoza, osteriormente se realizó la votación por medio de cédula, misma que se depositó en una urna transparente y luego del conteo de los votos fue designado a López Solís para desempeña el cargo de Fiscal General del Estado de Michoacán, a partir de su toma de protesta y hasta el 24 de febrero de 2028.

Los legisladores de MORENA, ni con el apoyo de sus lacayos del Partido del Trabajo y los traidores del Partido de la Revolución Democrática pudieron echar abajo la designación del ex parlamentario. La trayectoria profesional de Adrián López Solís, su Plan de Trabajo y el desempeño que tuvo en la comparecencia ante las Comisiones Unidas, fueron nutrimento de la votación mayoritaria que este domingo manifestó el Pleno del Congreso calificándolo como el ideal para ocupar el cargo.

Sí, fue buena decisión porque es un hombre experimentado, aunque es seguro que su actuación será criticada por los “sirvientes” del Emperador Andrés Manuel López Obrador quienes todo critican porque se sienten los “iluminados de la Cuarta Desfiguración”.

Así pues, la Septuagésima Cuarta Legislatura, aprobó por mayoría calificada la designación de Adrián López Solís, como Fiscal General del Estado para los próximos nueve años.

Existe plena confianza en la autonomía con que Adrián López Solís desempeñará el cargo de Fiscal General del Estado, esto tras su designación por el Pleno de la LXXIV Legislatura del Congreso del Estado, señaló la diputada perredista Araceli Saucedo Reyes.
Como integrante de la Comisión de Justicia que, junto con la de Gobernación, fueron las responsables de sacar adelante el proceso para la selección del nuevo Fiscal, la legisladora apuntó que a diferencia de lo que ha ocurrido en otras entidades de la República y en el ámbito federal, en Michoacán se apostó por un proceso abierto y transparente, de cara a la sociedad, lo que otorga certeza y fortaleza a quien habrá de desempeñar por nueve años esta responsabilidad.
La designación del Fiscal General, el Congreso del Estado cumple a cabalidad con su encomienda constitucional, y otorga a Michoacán una institución fortalecida, con un titular con capacidades, determinación y compromiso a prueba de toda duda.
“Los retos que el Fiscal General tiene de frente no son menores, en donde el combate a la impunidad es el reto principal, tareas que no nos queda duda se atenderán con toda presteza para otorgar en el corto y mediano plazo los primeros resultados que las y los michoacanos están demandando”.

Fuera de toda duda, Adrián López Solís garantiza plenamente los principios rectores de la Fiscalía General del Estado, por lo que augurar escenarios apocalípticos sobre su desempeño sin apenas haber sido designado resulta mezquino y reprobable, coincidieron los diputados integrantes del Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática en la LXXIV Legislatura del Congreso del Estado.
Para quienes conocen la trayectoria y el trabajo de López Solís, no hay duda alguna de su entrega y profesionalismo, y aquellos que no lo conocen, deben brindarle un voto de confianza en su nueva responsabilidad, no por él, sino por Michoacán y la necesidad de contar con una Fiscalía General fortalecida de origen.
“En el caso de la Fiscalía General, el cristal para mirar el perfil de su titular no puede ser el político, aquí es necesario trascender filias y fobias y asumir de manera plena, esta decisión construida conjuntamente por los Poderes Legislativo y Ejecutivo -como lo mandata la Ley-, para nombrar un perfil idóneo en la titularidad de esta institución autónoma”.
En estos momentos lo que Michoacán precisa de su gente y de sus actores políticos, es cerrar filas para fortalecer el arranque de lo que es una institución fundamental para el estado, y permitir –sin presiones adicionales a las que tiene de naturaleza- que despliegue las acciones para el cumplimiento de las responsabilidades que le mandata la Ley.

Por cierto, el diputado morenista, Alfredo Ramíez Bedolla, había señalado que los perfiles propuestos por el gobernador Silvano Aureoles Conejo para ocupar la titularidad de la Fiscalía General de Michoacán, no lograrían generar el consenso de las dos terceras partes de los diputados en el Congreso del Estado, por lo que el Ejecutivo tendría que proponer una nueva terna al Legislativo y vaya chasco se llevó el “claravidente” que recién sus compañeros de bancada lo destituyeron como coordinador parlamentario MORENA, que con ocho votos a favor y tres en contra, los legisladores morenistas lo destituyeron y su lugar fue ocupado por el congresista, Fermín Bernabé Bahena.

Comentarios

comentarios