fbpx Senadores analizan política económica por inestabilidad de los ingresos petroleros | Almomento | Noticias, información nacional e internacional

653305CIUDAD DE MÉXICO, 24 de octubre,  (AlMomentoMX).- Durante el foro “Paquete Económico 2017 a debate”, organizado por el Instituto belisario Dominguez (IBD), senadores, funcionarios y especialistas, analizaron la política económica que propone el gobierno federal para el próximo año, ante la inestabilidad de los mercados financieros internacionales y la caída de los ingresos petroleros.

Por su parte, el presidente del Comité directivo del IBD, indicó que en el paquete económico, los criterios de política económica, la ley de ingresos y el Presupuesto de egresos son los instrumentos que tiene el país para la política económica del país, y agregó que el Congreso de la Unión puede influir en lo que deber ser el diseño y el resultado final.

Enfatizó que se deben hacer llegar los resultados del foro a la comisión de Hacienda y a otras comisiones del Senado encargadas de asuntos econímicos, así como a los grupos parlamentarios, ya que el IBD desarrolla un trabajo institucional y, dijo, que los legisladores deben crear los mejores paquetes económicos y saber cómo utilizarlos.

A su vez la senadora del Grupo Parlamentario del PRD, Dolores Padierna Luna, indicó que un análisis del año 2013, al cierre de 2016, sobre la evolución de los ingresos en la presente administración del gobierno federal, demuestra un incrmento de ingresos superior al autorizado por el congreso de la Unión; sin embargo, para el 2017 se plantea un nuevo recorte.

La funcionaria explicó que en 2015 hubo ingresos tributarios excedentes por 401 mil millones de pesos; en 2016, añadió, se calculas 181 mil millones de pesos más, es decir casi 600 mil millones de pesos, considerando años más recientes. Señaló que durante 2014 y 2015 la recuperación de los créditos fiscales ha sido menor al seis por ciento; y en el segundo semestre de este año, 32.1 por ciento de estos créditos estaban clasificados como factibles de cobro.

Indicó que, entre julio de 2015 a junio de 2016, las cancelaciones de créditos fiscales fueron de 98 mil millones de pesos y, las condonaciones en este año fueron de cinco mil millones de pesos. Es decir, hay de dónde aumentar los ingresos, lo que pasa que la propia Ley de Ingresos reconoce que para 2017 se prevén ingresos tributarios equivalentes al 13.4 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), un poco menos del 13.5 por ciento que hubo en 2016; eso significa que la Ley reconoce que no habrá eficiencia recaudatoria.
 
Luis Madrazo Lajous, jefe de la Unidad de Planeación Económica de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), explicó que el objetivo del Paquete Económico es garantizar la continuidad de la estabilidad macroeconómica, necesaria para mantener el crecimiento, así como la dinámica en el mercado interno y consumo de las familias.
 
Asimismo, dijo que la Miscelánea Fiscal, que analizará el Senado en los próximos días, cuenta con hitos que determinan el nivel de ingresos en un rango realista, responsable y equitativo; además, prevé un crecimiento entre dos y tres por ciento del PIB.  
 
Indicó que la caída de los ingresos petroleros se ha compensado con el incremento de la recaudación tributaria; no obstante, reconoció que esta situación lleva a que haya más transferencias hacia los estados y, por lo tanto, esto se traduce en una presión para acomodar los gastos. Añadió que se aplicará equidad en el gasto de operación, y para ello es necesario contener las erogaciones en servicios personales, además de ejercer una visión federalista que proteja los recursos que reciban estados y municipios.
 
Precisó que la deuda se encuentra en un incremento moderado y ordenado, es decir, es algo que se puede administrar; se plantea un déficit del 2.9 por ciento del PIB y un superávit primario que permitirá estabilizar la deuda; y en cuanto al tipo de cambio, expuso que se determinó con un precio que reconoce que hay una volatilidad importante.
 
Gerardo Esquivel Hernández, coordinador ejecutivo del Instituto Belisario Domínguez, recordó que recientemente las calificadoras internacionales han señalado la vulnerabilidad de las finanzas públicas mexicanas y han sugerido “una especie de alerta amarilla” sobre ellas. La economía mexicana, agregó, se ha visto afectada por momentos turbulentos, asociados a la caída de los ingresos petroleros, una desaceleración económica mundial y a la inestabilidad económica y cambiaría, asociada al proceso electoral en Estados Unidos.
 
AMN.MX/dvb

Comentarios

comentarios