fbpx

CIUDAD DE MÉXICO, 30 de abril (AlmomentoMX).- El Senado de la República avaló en lo general y en lo particular el dictamen que modifica en conjunto la Ley Federal del Trabajo, la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación, la Ley Federal de la Defensoría Pública, la Ley del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores y la Ley del Seguro Social, en materia de libertad sindical, justicia laboral y negociación colectivo, por lo que ahora pasa al Ejecutivo.

Los artículos reservados de la Reforma Laboral fueron aprobados con 70 votos a favor, 50 en contra y 0 abstenciones; anteriormente había sido avalada en lo general con 120 votos a favor, 0 en contra y 2 abstenciones.

El dictamen de la Reforma Laboral, se trata de la modificación de más de 650 artículos en materia laboral, el cual señala que se garantizan los derechos de libertad de agrupación de la clase obrera, que se refleja en la formación de sindicatos y confederaciones.

En su turno, el presidente de la Comisión del Trabajo y Previsión Social, Napoleón Gómez Urrutia al fundamentar el dictamen, destacó que la razón de ser de dicha reforma constitucional es generar beneficios a las personas empleadoras y a las personas trabajadoras mejorando las condiciones de trabajo y fortaleciendo la tutela judicial efectiva en materia de justicia laboral.

El documento fue aprobado en lo general con 120 votos a favor, cero en contra y dos abstenciones.

La minuta fue avalada en los términos en que fue enviada por la Cámara de Diputados.

Se reforman diversas disposiciones de la Ley Federal del Trabajo, de la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación, de la Ley Federal de Defensoría Pública, de la Ley del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores y de la Ley del Seguro Social.

Las comisiones Unidas de Trabajo y Previsión Social y de Estudios Legislativos Segunda del Senado aprobaron el dictamen de reforma laboral en menos de una hora y casi por unanimidad, la semana anterior, cuando recibieron la minuta aprobada en la Cámara de Diputados.

En comisiones, los senadores aprobaron:

  • En materia de libertad sindical, que el trabajador pueda decidir si quiere pertenecer o no a un sindicato sin represalias;
  • Que la elección del líder sindical sea votada en secreto;
  • Que el derecho a negociación de contratación colectiva, establecidos en los Convenios 87 y 98 de Organización Internacional del Trabajo (OIT), respectivamente.
  • Se regulan el estallamiento a huelga, así como la justicia y el respeto a los derechos laborales.
  • La reforma laboral coadyuvará con el objetivo de alcanzar los parámetros óptimos y de justicia entre trabajadores y patrones, y cumplirá con la reforma constitucional en materia de justicia laboral que entró en vigor en febrero de 2017.
  • La aprobación de la reforma laboral es necesaria para que se avance en la discusión y ratificación del nuevo tratado de libre comercio de América del Norte, conocido en México como T-MEC.
  • Uno de los puntos centrales de la reforma laboral son los sindicatos y huelgas.
  • La nueva ley finaliza las juntas tripartitas y las reemplaza con un instituto independiente para registrar sindicatos y manejar disputas menores.
  • Se crean tribunales laborales para resolver disputas legales.
  • Los juicios individuales no durarán más de 45 días naturales, lo que representaría una reducción sustancial desde los tres o hasta cinco años que tardan las juntas de conciliación y arbitraje en resolver esas demandas.

 

Los plazos

El Congreso de la Unión contará con 180 días para expedir la Ley Orgánica del Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral, que iniciará labores de registro en un plazo no mayor de dos años a partir de la entrada en vigor del decreto aprobado el 29 de abril.

También, un periodo no mayor a dos años para que el Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral inicie sus funciones en materia de registro de asociaciones sindicales y contratos colectivos de trabajo.

Un tercer plazo, máximo de tres años, para que los Centros de Conciliación locales y los Tribunales del Poder Judicial de los estados inicien operaciones.

El presidente de la Mesa Directiva, Martí Batres, señaló que se trata de un triunfo y resultado de una larga lucha de los trabajadores mexicanos por la democracia y libertad sindical, por el salario y mejores condiciones de vida.

Alejandra Noemí Reynoso Sánchez, de Acción Nacional (PAN), aseguró que la reforma es una deuda histórica con la clase trabajadora, pues atiende una necesidad añeja derivada de “un sistema legal obsoleto que ha frenado el desarrollo económico y laboral de las y los trabajadores”.

El senador Carlos Aceves del Olmo, del PRI, indicó a su vez que el objetivo de los sindicatos es lograr certeza en el empleo, garantizar mejoras laborales y bienestar para las y los trabajadores, por lo que no se debe descalificar al movimiento obrero.

Miguel Ángel Mancera, senador del PRD, señaló que la mayor parte de esa reforma tiene la intención de modernizar y adecuar la relación obrero-patronal. Sin embargo, dijo que se tienen que encontrar equilibrios entre productividad y buenas condiciones laborales, y confió en que más adelante haya una discusión detallada y profunda en temas que quedaron pendientes.

En su participación, la senadora Patricia Mercado, de Movimiento Ciudadano, consideró que este nuevo modelo de justicia laboral ayudará a cerrar la brecha de desigualdad en el país, pues el respeto a los derechos de los trabajadores aumentará la productividad de éstos, y ello se traducirá en crecimiento económico.

AM.MX/fm

Comentarios

comentarios