fbpx

CIUDAD DE MÉXICO, 15 de diciembre (Almomento.MX).- David Foster Wallace es un escritor nacido en Nueva York, Estados Unidos. Escribió novelas como La broma infinita (1996) y El rey pálido(2011) . Su vida y muerte han sido un enigma para quienes las han investigado. Lo han llamado “la mente más brillante de su generación”. En estos días se publicará un volumen titulado Relatos, ensayos & materiales inéditos.

Este libro contará con el relato “El Planeta Trifallón” que, hasta ahora, no se había traducido al español. Los textos tocan temas aparentemente banales como la ética culinaria, las vacaciones y el tenis. En este libro escriben  Antonio Rodríguez, Alberto Fuguet y Rodrigo Fresán  sobre la potencia de Wallace en la literatura de lengua española.

Wallace es un torrente infinito de experiencia humana. Mario Vargas Llosa ha sostenido que una novela es mejor según la cantidad de páginas que tenga. ¿El peruano sostiene un criterio cuantificable para la literatura?  En la novela, es importante la experiencia humana que contenga: la tristeza, el odio, el amor, la guerra y la paz. La multiplicidad, como lo sostuvo Italo Calvino en Seis propuestas para el próximo milenio, es el elemento de nuestra novelística.

Los propósitos de las novelas cortas son otros. Las novelas de Tolstói, Dostoyevski, Balzac, Flaubert, Dickens desafían la vida y el mundo.  El objetivo de Wallace es ilustrar la contradicción del mundo. La broma infinita es un ejemplo. Sus papeles, que muy pronto estarán a nuestra disposición, figuran el universo infinito de este escritor estadounidense.

AM.MX/jrq

Comentarios

comentarios