fbpx

imssCIUDAD DE MÉXICO, 15 de julio (Al Momento Noticias).- El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) dejará de brindar atención médica a pacientes crónicos, además de eliminar derechos y obligaciones de los empleados de confianza, a causa de la homologación de los servicios al Seguro Universal, aseguraron trabajadores de la institución durante el Segundo Foro Informativo Social, Económico y Laboral.

Por lo tanto, la Comisión de Salud acordó elaborar un punto de acuerdo para solicitar al Ejecutivo federal, a través de la Secretaría de Salud, IMSS e ISSSTE, que titulares de estas dependencias informen sobre “rumores” que circulan en las redes sociales acerca de la posible modificación del régimen del sistema de salud mexicano que implicaría cambios en la atención a los usuarios.

En el documento que será presentado en la Comisión Permanente, también solicitarán reunirse con los titulares de las instituciones del sector salud, a fin de que expliquen qué está sucediendo y si tienen  alguna observación al respecto.

En reunión ordinaria, el presidente de dicha instancia legislativa, diputado Mario Alberto Dávila Delgado (PAN), dijo que es necesario que las autoridades de salud informen a los integrantes de la comisión.

Señaló que desde hace dos o tres semanas circula una información en las redes sociales, sin una fuente oficial o firma de algún director general del IMSS, ISSSTE, Secretaría de Salud o el Ejecutivo que la respalde, sobre la posible homologación del sistema de salud mexicano, lo cual “ha permeado y penetrado en la sociedad generando una inquietud importante”.

De darse este cambio, enfatizó, no sería un proceso rápido, duraría aproximadamente seis meses o un año por las leyes que implicaría modificar, como la del Seguro Social, la del ISSSTE, la General de Salud y la propia Constitución, así como algunos cambios  al presupuesto y también el Fondo de Financiamiento.

“Ante estos rumores es potestad del Ejecutivo y de cualquiera de las entidades mencionadas dar información o alguna justificación o aclaración del tema”, subrayó.

Añadió que muy probablemente se tendría el exhorto listo la próxima semana.

Por su parte, la diputada Raquel Jiménez Cerrillo (PAN) señaló que en diferentes redes sociales se ha vertido información no oficial sobre la posibilidad de privatización de los servicios de salud.

“Es preocupante que no haya respuesta para los ciudadanos, se está generando una crisis a través de esos rumores y es responsabilidad del Ejecutivo y de la Secretaría de Salud emitir una respuesta oficial respecto a dicho asunto”, indicó.

“El Primer Mandatario tiene el compromiso de no dejar correr los temas hasta que se vuelvan un conflicto. Sería prudente que cuanto antes saliera a aclarar las distintas versiones de esta información”, mencionó.

Se debe precisar si hay planes o proyectos para modificar al Sistema Nacional de Salud para no abonar a la desinformación, sostuvo.

COSTOSEl diputado Antonio Sansores Sastré (PRD) advirtió que el Sistema Nacional de Salud del país está colapsado y vamos hacia la participación privada.

“No es secreto que más de una empresa privada ha licitado servicios tanto en el IMSS, ISSSTE y el Seguro Popular. El sistema ha fallado en todos los estados de la República”, expresó.

Indicó que la ley se ha ido modificando y ahora, hasta los prestadores de servicios de salud están desprestigiados ante la sociedad, cuando es el Estado mexicano el que no tiene la capacidad para brindar los servicios.

Refirió que hay más de 8 millones de mexicanos que piden pertenecer a algún servicio de salud como el Seguro Popular. “Hace más de 30 años que no se generan hospitales porque el indicador de densidad poblacional no lo permite”.

Se vive una precariedad en el rubro que no sólo la padecen los usuarios del servicio sino los médicos, pues alrededor de 100 mil trabajan bajo condiciones inadecuadas, apuntó.

“Es inadmisible reducir el presupuesto para este ramo cuando se está padeciendo y no se alcanza a garantizar el acceso a la salud para todos los mexicanos como lo mandata la Carta Magna”, señaló.

Sansores Sastré se sumó a la propuesta de la comisión para citar a la titular de la Secretaría de Salud para que precise cuál es el rumbo de las instituciones de salud del país. “Es un tema que nos concierne a todos y que hoy está muy lejos de dar calidad en la atención.”

En tanto, la diputada María de Jesús Huerta Rea (PRI) señaló que otra de las inquietudes entre la población es que, de darse este cambio, el Seguro Social dejaría de dar atención de “tercer nivel y únicamente daría en primero y segundo nivel, es decir, que operaciones o diálisis se tendrían que pagar.

Esta es una inquietud grande, que particularmente en Monterrey cada día toma un tono de denuncia porque al principio era en las redes, pero ahora afuera de las unidades del Seguro Social están distribuyendo panfletos donde dicen que ya no se van a dar servicios de tercer nivel, por lo que la inquietud en la población está creciendo.

“Tenemos que ser más estrictos en que nos den una respuesta sobre qué es lo que se va hacer, el tema no es fácil y cada día está subiendo de tono la denuncia y la preocupación de la gente se eleva”, apuntó.

Por su parte, Ismael Bautista, presidente del Movimiento de Trabajadores del Seguro Social, Jubilados, Pensionados y de Confianza, manifestó que realizan los foros con el objetivo de que conozcan el trasfondo de la reforma del Seguro Universal de Salud.

Expresó que con el Seguro Universal más de 60 millones de derechohabientes perderán el derecho a la seguridad social, debido a que las unidades médicas sólo darán atención básica a las enfermedades prioritarias.

Señala que los pacientes que padezcan de alguna enfermedad crónica, como diabetes, cáncer, leucemia, entre otras, tendrán que pagar una póliza de seguro para que puedan ser tratados, similar al sistema médico que se utiliza en Estados Unidos.

“Es un golpe para todos los mexicanos, porque todos nuestros servicios se han ido subrogando, se ha ido privatizando la industria energética, la educación, la vivienda, la alimentación y los salarios son muy bajos que no alcanzan para el sustento”, dijo.

Calificó esta reforma como un genocidio de estado, manifestando que los derechohabientes que sobreviven con el salario mínimo no tendrán los recursos económicos para dar tratamiento a su padecimiento crónico, llevándolos a la muerte por la falta de atención médica.

Argumentaron que el gobierno está tratando de privatizar el IMSS con esta reforma, llevando a los pacientes a contratar un seguro médico, los cuales según por su precio se medirá la calidad del servicio.

El IMSS, ISSSTE, ISEMYM se convertirán en un solo Seguro Universal. Así que podrás asistir a recibir atención a cualquiera de estas instituciones; pero por enfermedades simples; por lo que respecta a las enfermedades crónico degenerativas saldrán del cuadro de cobertura.

“Ya nos van a costar si necesitas diálisis, cirugías, tratamiento para cáncer, hipertensión, etc. Todo tendrá un costo aunque seas asegurado, pensionado, solo habrá medicamento para lo básico, la insulina, tratamiento para la presión y cáncer será por cuenta de tu bolsillo. Ah, pero eso si nuestras cotizaciones serán las mismas y más altas”.

Agregó que el gobierno, no quiere que te enteres, ya que podría ocasionar una rebelión del pueblo que requiere de la atención médica. La justificación es que la seguridad social “está en quiebra”, saqueo que hizo el gobierno y que nunca se le pidió rendición de cuentas. Difundir.

Manifestó que los líderes sindicales y los directores del IMSS han hecho desfalcos y malos convenios para afectar a la población derechohabiente y personal de la institución para enriquecerse económicamente y no abandonar el poder dentro del Seguro.

Haciendo que en las unidades médicas falten medicamentos, materiales para trabajar, nuevas unidades, mantenimiento en las infraestructuras y equipamiento especializado.

Ismael Bautista, presidente del Movimiento de Trabajadores del Seguro Social, Jubilados, Pensionados y de Confianza, aseguró que con la homologación de los servicios médicos, se afecta a los más de 410 mil trabajadores activos y 240 mil jubilados del IMSS, debido a que el contrato colectivo de trabajo se elimina para convertirse en un contrato de condiciones generales de trabajo, esto estipulado por la Cláusula 12 Bis del Estatuto de Trabajadores de Confianza “A” de nuevo ingreso del instituto.

Con la aplicación de la Cláusula, los artículos 184 y 396 de la Ley Federal del Trabajo, que hacen mención de las condiciones laborales de los empleados de confianza durante la firma del contrato colectivo que realiza la empresa, desapareciendo para ser sujetos a los artículos 256 y 286 I de la Ley del Seguro Social, mismos que refieren que el contrato colectivo quedará sujeto según el sistema de profesionalización y desarrollo del personal.

AMN.MX/fm

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *