domingo, febrero 25, 2024

Rusia derriba dos drones de combate ucranianos cerca a Moscú

MOSCÚ, RUSIA.- Las fuerzas armadas rusas derribaron en las primeras horas de este miércoles dos drones de combate ucranianos en la región metropolitana de Moscú, informó el alcalde de la capital rusa, Sergéi Sobianin.

Según la agencia estatal rusa Tass, Sobianin aseguró en su perfil de la red social Telegram que “dos drones de combate intentaron llegar a la ciudad.

Ambos fueron derribados por los sistemas de defensa aérea, uno en el área de Domodedovo y otro en las cercanías de la autopista Minskoye. No se han reportado heridos”.

El jefe del Ejecutivo moscovita también usó la misma red social hace un par de semanas para informar de los ataques con drones que afectaron edificaciones en el moderno complejo financiero de la City.

Las amenazas militares de Occidente a Rusia han aumentado “exponencialmente”, denunció el ministro de Defensa ruso, Serguéi Shoigú, durante una reunión con la plana mayor de las Fuerzas Armadas.

”En las direcciones estratégicas occidental y noroccidental las amenazas a la seguridad militar de Rusia se han incrementado exponencialmente”, aseveró el titular, al presentar un informe sobre el fortalecimiento de las agrupaciones militares rusas en las fronteras occidentales.

“La disposición de Occidente de enviar a Ucrania una cantidad considerable de los recursos disponibles, para cambiar la situación en el campo de batalla a su favor, genera graves riesgos de una escalada del conflicto”.

Recalcó que Occidente libra una “guerra subsidiaria” contra Rusia, al ofrecer “un apoyo sin precedentes al régimen títere de Kiev”.

”Desde febrero del año pasado Ucrania recibió cientos de tanques, más de 4 mil blindados, más de 100 mil piezas de artillería y decenas de sistemas de lanzaderas múltiples o de defensa antiaérea”, indicó, al señalar que la ayuda militar occidental a Kiev superó los 160 mil millones de dólares.

Además, acusó a Estados Unidos de “aulas puestas” al exigir a sus aliados el suministro de armas “cada vez más mortíferas y de mayor alcance”, como es el caso de los misiles británicos Storm Shadow.

Shoigú explicó que en este contexto, y debido al déficit de municiones que experimenta Kiev, Washington “cometió un nuevo crimen de guerra, al incluir bombas de racimo, prohibidas por una convención internacional, en el paquete de ayuda militar” a Ucrania.

También calificó de “un grave factor desestabilizador el ingreso de Finlandia en la OTAN y en un futuro, de Suecia”, lo cual ya duplicó la frontera terrestre de Rusia con la Alianza Atlántica.

”Es probable que en territorio finlandés se emplacen contingentes militares y armamento de la OTAN capaz de golpear objetivos de importancia crítica en el noroeste de Rusia”.

Además, constató de los “riesgos considerables” provocados por la “militarización de Polonia, que ha convertido en la principal herramienta de la política antirrusa de Estados Unidos”.

Acusó a Polonia de pretender ocupar el oeste de Ucrania, para lo cual está creando en la actualidad unidades polaco-ucranianas, supuestamente para garantizar la seguridad del vecino país.

”Tomando en consideración las Fuerzas Armadas de los países del este de Europa, junto a las fronteras de la Unión Estatal (de Rusia y Bielorrusia) han sido emplazados cerca de 360 mil militares, 8 mil blindados, 6 mil piezas de artillerías y morteros, 650 aviones y helicópteros”.

A ello se suma, según Shoigú, la presencia de fuerzas de otros países de la OTAN, que se incrementó desde el comienzo de la guerra en 2.5 veces y superó los 30 mil efectivos.

”Las amenazas mencionadas a la seguridad militar de Rusia exigen una reacción oportuna y adecuada”, concluyó el ministro de Defensa ruso.
AM.MX/fm

Artículos relacionados