fbpx

CIUDAD DE MÉXICO, 18 de noviembre (Al Momento Noticias).- Rodrigo Prieto es el director de fotografía mexicano que ha dejado su sello en filmes nacionales, como Amores Perros (2000) de Alejandro González Iñárritu, e internacionales como Brokeback Mountain (2005) de Ang Lee, Argo (2012) de Ben Affleck, y The Wolf of Wall Street (2013) de Martin Scorsese.

Rodrigo Prieto es uno de los mexicanos más valorados en Hollywood desde hace casi una década.

Fue postulado al Premio Oscar a la mejor Dirección de Fotografía por Brokeback Mountain en 2005, y también trabajó en la multipremiada Argo, la gran ganadora de los Premios de la Academia en 2013.

De madre estadunidense y padre mexicano, comenzó su carrera en el circuito de cine mexicano y se dio a conocer internacionalmente con Amores perros.

Forma parte de una gran generación de profesionales mexicanos que hicieron pie en la meca de la industria cinematográfica, entre ellos Guillermo Navarro, Gabriel Beristain y Emmanuel Lubezki, ganador del premio Oscar a Mejor Fotografía por su trabajo en Gravedad, de Alfonso Cuarón.

Ha trabajado en una treintena de películas entre las que destacan Frida (2002) de Julie Taymor, 21 gramos (2003), Babel (2006), ambas de Iñárritu, o Los abrazos rotos (2009) de Pedro Almodóvar.

Incluso, ya se estrenó como director, con el cortometraje Likeness, protagonizado por Elle Fanning, y aunque le gustaría hacer algo más largo, no es su objetivo porque lo que más le apasiona es fotografiar, aunque no descarta dirigir algo en México.

RodrigoPrieto-Scorcese
Rodrigo Prieto y Martín Scorsese

En este año, Rodrigo volvió repetir la dupla como fotógrafo con Scorsese, esta vez en el filme de época titulado Silence, que empezó a rodarse en Taiwán a partir de febrero.

Sobre trabajar con dicho director de cine, aseguró que nunca se lo había imaginado.

“Era lo último que hubiera cruzado en mi imaginación, me limitaba a disfrutar de sus películas y siempre lo admiré mucho, siempre me llamó la atención la manera en que manejaba la cámara, es decir, su lenguaje cinematográfico siempre me fascinó y es un director que yo seguía con mucho interés y seguía su forma de hacer cine”, comentó.

Consideró que la película que cambió su carrera fue Amores perros, porque se trató de un éxito inesperado, además porque llamó mucho la atención a nivel internacional y ese fue el parteaguas en su carrera.

Con respecto a su relación con González Iñárritu, aseguró que es muy buena, pero no ha podido coincidir con él en sus últimos proyectos cinematográficos. “Seguimos siendo grandes amigos, me encanta su trabajo y trabajar con él y seguimos viéndonos como amigos y hablando del trabajo”, dijo.

AMN.MX/dsc

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *