fbpx

palacio-nacionalCIUDAD DE MÉXICO, 2 de febrero (Al Momento Noticias).- En el marco de la celebración de los 130 años del muralista mexicano Diego Rivera, se llevará a cabo una profunda restauración del mural “Epopeya del pueblo mexicano”, la que pintó el artista mexicano de 1929 a 1935, en Palacio Nacional.

Lilia Rivero Weber, conservadora del Palacio Nacional, señaló que dicha obra monumental de 276 metros cuadrados, será analizada detalladamente a través de drones y con una cámara de termografía.

Dicha tecnología permitirá conocer a detalle los aspectos que para la vista de los restauradores pasarían inadvertidos, ya que se realizará el monitoreo de algunas grietas que presenta esta magna obra como consecuencia del hundimiento diferencial que tiene este inmueble colonial.

Este análisis, que tendrá un costo mínimo, permitirá conocer las necesidades de restauración de la obra, y en consecuencia prevenir para que no se tenga ninguna pérdida de ningún fragmento del mural.

En 2009 ya se había llevado a cabo un amplio tratamiento de conservación que duró varios meses, gracias a eso ahora solo se tiene que realizar un monitoreo preventivo.

Rivero Weber  agregó que para desarrollar esta investigación cuenta con el ofrecimiento de la empresa alemana Laica, -luego de que su director hace unos meses visitó Palacio Nacional y nos ofreció los drones-, me dijo que escogiera el espacio y por eso pensé en el mural de Diego Rivera.

“Una vez que ellos nos entreguen los resultados de esos estudios, entonces procederemos a establecer un programa en conjunto con Cencropam para determinar los procesos y la duración de la restauración, la cual tendrá que estar lista antes de septiembre de 2016”, precisó Rivero Weber.

Diego Rivera empezó a pintar el mural “Epopeya del pueblo mexicano” en 1929 y lo dividió en tres grandes áreas: la primera que pinta es la del México Antiguo, ahí toma como líder a Quetzalcóatl, al dios, al Tlatoani y a la estrella, es el Axis Mundi, porque es una serpiente que domina el suelo y con sus plumas de quetzal domina el cielo, y está representada tres veces en el mural.

Al centro de esta gran obra se encuentra un trono de piedra, un Teocalli relacionado con la guerra sagrada, pieza que hoy se puede ver en el Museo Nacional de Antropología en la sala Mexica, detalla Susana Pliego Quijano, directora de Relaciones Interinstitucionales de la Galería de Palacio Nacional.

“Es la primera vez que vemos el escudo nacional representado en piedra y para Diego Rivera fue muy importante que esto estuviera al centro, como símbolo de la identidad y de la legitimación del poder”.

El mural está divido en grandes áreas frontales, en la parte inferior representó la conquista militar, ahí se puede ver a Hernán Cortés luchando con las fuerzas armadas mexicas. En el área de en medio se aprecia la Conquista espiritual, la presencia de los frailes, y al mismo tiempo, la quema de los Códices y a la Santa Inquisición.

“Vemos entonces esta dualidad aunque Diego Rivera estaba en contra del clero, como estaba en contra de las fuerzas militares y en contra de la burguesía, era como la trinidad negativa de la Revolución”.

En la parte superior, en los arcos Rivera pintó las guerras, la primera y la segunda intervención francesa, así como la norteamericana y, al centro las de Independencia, Reforma y Revolución, como una superposición de héroes.

“Epopeya del pueblo mexicano” es una de las máximas obras de Diego Rivera, considerando que fue un artista tan prolífico y tan polifacético que tiene obras maestras en todas las etapas de su producción creativa.

Pero esta obra en particular, indica Pliego Quijano, tiene la carga de la historia de México, y ha sido representada en películas, comerciales y libros de texto. Se ha reproducido en todos los medios, porque es lo que nos da muestra de nuestra historia, es la historia visual de los mexicanos, por eso se ha considerado obra paradigmática de la identidad nacional.

AMN.MX/tvr/bhr

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *