fbpx

Saul LopezCIUDAD DE MÉXICO, 30 de septiembre (Al Momento Noticias).- Egresados de la Escuela Superior de Ingeniería y Arquitectura (ESIA), y miembros de la fraternidad de ex jugadores del equipo Lobos Plateados de la ESIA del IPN, señalaron que todo parece indicar que la aprobación express del reglamento interno es una “bola de humo” para tratar de diluir y minimizar los actos de corrupción en los que ha caído la administración de Yoloxochitl Bustamante Diez, que de un solo “plumazo” acabó con la figura del decanato del IPN y de los decanos de los planteles.

Indicaron que a pesar de haber sido advertida de que la gran mayoría de la comunidad veían como un acto de arbitrariedad, incongruencia, autoritarismo e intolerancia de su parte, la directora general del IPN, Yoloxochitl Bustamante Diez en reunión extraordinaria de consejo general consultivo aprobó el reglamento interno que segrega de la comunidad politécnica a los egresados, atentando en contra de los derechos de la libre autodeterminación de los estudiantes para organizarse, dicho reglamento lesiona los intereses de los trabajadores de apoyo y docentes del politécnico.

“Como se dice en el lenguaje popular: ‘a vuelo de pájaro’, en una lectura rápida del Proyecto de Reglamento Interno que votará el CGC, tiene un fondo perverso, pues envían ‘señales’, que es probable, que ya ‘negociaron’ quien será el sucesor para ‘heredar’ el cargo a una persona de la misma ‘estirpe’, para que continúe la ‘sustracción’ de los recursos del IPN y todo siga igual; es por ello, quizá, que la Directora General tiene intereses ‘especiales’ y urgencia de que todo se haga rápido. Dicho en otras palabras, al parecer se pretende dar ‘un albazo’ a la comunidad del IPN”.

“Es conocida en la comunidad las denuncias por corrupción en las que incurrió Oscar Suchil Villegas, desviando recursos de la secretaria de economía en la incubadora de empresas de base tecnológica, así como el desmantelamiento del centro mexicano para la producción más limpia”.

Aseguraron que el reglamento de estudios y el reglamento interno atentan contra la calidad académica de la institución.

La comunidad Politécnica, dijeron, envió una misiva al presidente Enrique Peña Nieto a quien cuestionan si fueron consultados o sabían que la Dra. Yoloxochitl Bustamante Diez, implementó una Consulta a “puerta cerrada” para modificar una vez más el Reglamento Interno del IPN.

Señalaron que el IPN, no requiere remiendos de Ley, como resulta el  Anteproyecto de Reglamento Interno, sujeto a “consulta” sino una verdadera consulta extensa, abierta, democrática y transparente a toda la comunidad que involucre a estudiantes, trabajadores, egresados, docentes y de apoyo, sindicato y sector productivo, que responda a las demandas de la sociedad actual, en un país que ha realizado y vive los efectos de las reformas estructurales necesarias.

En su opinión, el IPN requiere, para actualizarse, una nueva Ley Orgánica, que reivindique los orígenes y objetivos para el que fue creado como instrumento del Estado Mexicano y que conservando sus raíces  populares transite hacia un organismo descentralizado o autónomo, según lo determine su comunidad.

“¿Sabían que el Ante Proyecto de Reglamento interno del IPN confunde los términos desconcentrado y descentralizado, que definen la dependencia, subordinación o autonomía de gestión, técnica y financiera de las instituciones del Poder Ejecutivo Federal?”.

El Reglamento Interno de la Institución Educativa que rigió la vida institucional del 9 de marzo de 1959 al 12 de agosto de 1983, fue el expedido el 9 de marzo de 1959 y publicado en el Diario Oficial de la federación el 10 de Marzo de 1959, es decir que durante este tiempo dicho Reglamento se aplicó tanto a la Ley Orgánica publicada en el Diario Oficial de la Federación el 31 de Diciembre de 1956, como también a la Ley Orgánica publicada el 16 de Diciembre de 1974, y finalmente a la Ley Orgánica publicada en el Diario Oficial de la federación el 29 de Diciembre de 1981; por lo que el Reglamento Interno expedido por el Director General del Instituto Politécnico Nacional el 12 de Agosto de 1983, y publicado en la Gaceta Politécnica del mismo mes de Agosto de 1983, lo cual sin lugar a dudas de ninguna especie, vicia de inconstitucionalidad todas y cada una de las disposiciones legales efectuadas con posterioridad al 12 de Agosto 1983, de ahí que al Ingeniero Manuel Garza Caballero le correspondiera el dudoso privilegio de ser entre los Directores Generales del Instituto Politécnico Nacional, el primer Director General que de manera consciente pero arbitraria abusó de la facultad reglamentaria que le confiere la que hasta hoy sigue siendo la Ley Orgánica que rige la vida institucional de dicha Institución Técnica Educativa Nacional.

En este orden de ideas, el proyecto de Reglamento Interno que por conducto del Consejo General Consultivo en el cual Yoloxóchitl Bustamante Diez, funge como su Presidente y el Secretario General del Instituto Politécnico Naciona, Fernando Arellano Calderón actúa como su Secretario, y en el cual participan también los CC. Adriana Campos López, y Daffny Rosado Moreno, respectivamente, Abogada General y Secretario Académico, ambos del Instituto Politécnico Nacional, sin lugar a dudas , cuentan con los estudios, conocimientos y experiencia necesaria dentro de la Administración Pública Federal, para no incurrir en actos jurídicos viciados de inconstitucionalidad, que violenten no solo a la Comunidad Politécnica sino a la Sociedad Mexicana en su conjunto, al pasar por alto las severas violaciones tanto a las Garantías de Igualdad, Libertad y Seguridad Jurídica y sus correlativos Derechos Humanos consagrados todos en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

¿Sabían que el Anteproyecto de Reglamento Interno del IPN, violenta los derechos de los egresados del IPN, al segregarlos de la Comunidad Politécnica?

En efecto, es evidente que la Abogada General del Instituto Politécnico Nacional en su calidad de Perito en Derecho, y su equipo de Licenciados en Derecho que laboran en su Oficina y que integran la “novedosa” Red de Abogados del Instituto Politécnico Nacional, presumiendo que son más de cien integrantes,  debieron conjuntamente con el Secretario General y Secretario Académico, sumar sus experiencias a lo largo de sus respectivas vidas profesionales para arribar a la conclusión de que un proyecto de reglamento interno como el que se plantea, no solo viola de manera sistemática las Garantías y Derechos Humanos antes mencionados, sino también violenta la vida cotidiana de la Comunidad Politécnica, al pretender abolir en definitiva legítimos Derechos adquiridos y ganados por diversos grupos de personas que conviven dentro de la institución educativa.

En efecto, es importante que se le comunicara a Yoloxochitl Bustamante Diez, por parte de los demás integrantes del Consejo General Consultivo del Instituto Politécnico Nacional, del contenido y alcance de los mencionados Ordenamientos Legales, a fin de que normara su criterio al respecto de la forma en que tales Ordenamientos impactan sobre diversas Instituciones Jurídicas que integran la comunidad politécnica, entre las que destacan los egresados de la Institución Educativa como a los trabajadores tanto Administrativos, como Docentes, Académicos y Técnicos, como a las Organizaciones Estudiantiles, Políticas y Sociales, de sus Organismos Descentralizados del Órgano Desconcentrado de la Secretaría de Educación Pública denominado Instituto Politécnico Nacional, como lo son el Organismo Público Descentralizado con Personalidad Jurídica y Patrimonio Propio, denominado Comisión de Fomento y Actividades Académicas (COFFA-IPN); Patronato de Obras e Instalaciones (POI-IPN); así como el Centro de Investigación de Estudios Avanzados (CINVESTAV-IPN).

Impactan sobre la vida cotidiana del Instituto Politécnico Nacional y de la comunidad politécnica en su conjunto, las nuevas disposiciones legales relativas a la Reforma Educativa Constitucional, así como de la Reforma Laboral, en cuanto que impactan las Asociaciones Sindicales de los Trabajadores al servicio del Instituto Politécnico Nacional en todas sus modalidades.

De tal manera, que los afectados señalan que la directora del Poli busca:

1.- “Legalizar” a la santa inquisición que hoy “administra” al IPN.

  1. La autoridad seguirá “dirigiendo y administrando” al IPN como si fuese un Centro de Readaptación Social
  2. Sancionar la libertad de expresión de los Alumnos, Académicos y Personal de Apoyo y Asistencia a la Educación (PAAE). Prohibido disentir.
  3. Sancionar la libertad de cátedra.
  4. Sólo hay sanción para quienes son simples “mortales”. Para quien es autoridad, la impunidad total.
  5. La autoridad del IPN quiere que la reconozcan como “omnímoda e impoluta”.
  6. Cualquier miembro de la comunidad del IPN, que presente denuncia alguna en contra de la autoridad será sancionado.
  7. La autoridad continuará con la práctica de la “discrecionalidad” en el manejo de los recursos del IPN.
  8. Continuará vigente cualquier “ocurrencia” que tenga la autoridad en turno, del área central y de las Escuelas Centros y Unidades de Enseñanza (ECUs).
  9. “Normar” la educación que imparte el IPN, como una simple mercancía.
  10. Que los extranjeros que adquirieron la nacionalidad mexicana, sean quienes ocupen cualquiera de los puestos directivos que están restringidos por la Ley Orgánica del IPN.
  11. Que los egresados de escuelas privadas y/o públicas ocupen los cargos directivos que están restringidos por la Ley Orgánica del IPN.
  12. Que el Instituto Politécnico Nacional legalice las “franquicias” que hasta hoy, se han otorgado con los Centros y Unidades que se han creado al interior de la República Mexicana.
  13. Que la actual Directora General continúe violando la Ley Orgánica, con sus designaciones de directivos Interinos y/o “Encargados” por el periodo que se le “ocurra”.
  14. Que la parte jurídica del IPN, sea la poseedora de la “verdad absoluta” cuando haya “discrepancias” en un “conflicto” dentro de la Comunidad del Instituto. Quien representa a la parte Jurídica del IPN, siempre se ha caracterizado por servirle a quien la designó en el puesto, y no para servir a los intereses del instituto.
  15. Todo el proyecto tiene dedicatoria a favor de las personas que le rodean a la C. Directora General, pero que hoy están restringidos por la Ley Orgánica del IPN, para ocupar los puestos directivos.
  16. Es un “insulto” a la inteligencia de la Comunidad Politécnica la supuesta consulta a modo, que está realizando en forma virtual la administración del IPN. “Excelente” método para justificar “la consulta” a la comunidad. Con el método de “consulta” utilizado, la autoridad te identificará, si estás a su favor o en “su” contra.
  17. Los Egresados del IPN fueron excluidos para participar en la Consulta, porque a partir de esta propuesta de Proyecto de Reglamento Interno, dejan de pertenecer a la comunidad Politécnica. ¿Se le olvidó quiénes son los que le dan imagen al IPN? Ahora sólo existirán los Egresados para que hagan donativos en sus “cruzadas” que promueve la administración en turno.

AMN.MX/fm

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *