martes, abril 23, 2024

“Pussy Riot” lanzó reto a Putin en la final mundialista

Luis Alberto García / Moscú

*Grupo feminista entró al campo en protesta por autoritarismo gubernamental.

*Kylian Mbappé, el nuevo ídolo de Francia, se saludó de mano con Nadia Tolokno.

*Policía celestial vs. policía terrenal en la extraña pugna por Rusia.

*Denuncia arrestos ilegales y pide la libertad de los presos políticos.

 

 

“Pussy Riot”, el grupo feminista de origen ruso, célebre por sus protestas y su rebeldía y oposición abierta al gobierno de Vladimir Putin, se llevó la nota del domingo 15 de julio de 2018, junto con Francia, el equipo campeón del mundo-, al  atribuirse la irrupción en el campo durante el juego que puso punto final a un torneo y abrió un debate sobre tácticas y estrategias.

 

Cuatro miembros de este colectivo, opuesto a cualquier acción del mandatario ruso, realizó una sorpresiva protesta durante el partido entre Francia y Croacia, y una de ellas, luego de interrumpir las acciones, fue arrastrada de fea manera por empleados que la llevaron a la comisaría más cercana al estadio Luzhnikí moscovita.

La banda punk “Pussy Riot” confirmó que cuatro de sus integrantes fueron quienes irrumpieron en el campo, logrando burlar la seguridad y llegar hasta el terreno de juego, mientras la presidenta de Croacia, Kolinda Grabar-Kitarovic  y su colega de Francia, Emmanuel Macron, se reían en el palco de honor del estadio, que en el pasado llevó el nombre de Vladímir Ilich Lenin.

“Putin y Trump se entienden bien porque no tienen principios”, gritó Nadia Tolokno, criticando el autoritarismo de Putin, también presente y serio en la tribuna principal, cuando las cuatro espontáneas entraron en el campo en el minuto 52 del partido, desde atrás de la portería francesa e interrumpieron brevemente el cotejo.

Al llegar al terreno de juego, tres de ellas corrieron en diferentes direcciones; pero apenas pudieron avanzar unos metros antes de que los agentes de seguridad las frenaran y sacaran del campo.

Otra trató de correr hasta el césped, pero fue abordada en la orilla y,  según precisaron los fotógrafos, las cuatro vestían uniformes de la policías: pantalón negro, camisa blanca, corbata y gorra, y Nadia dio la mano a uno de los jugadores, a lo que accedió Kylian Mbappé, la revelación juvenil del torneo, nuevo ídolo francés.

Otra de las integrantes del grupo, Olga Kurachiova, aseguró que ella fue una de las personas que invadió el campo y que se encontraba detenida en una oficina policial del estadio, confirmando que, en el pasado, su grupo había protagonizado numerosas protestas en contra del gobierno de Rusia.

En el comunicado que el colectivo difundió el mismo 15 de julio en las redes sociales, informó de los motivos por los cuales sus representantes irrumpieron en el terreno de juego: Pussy Riot reclamó el fin de los “arrestos ilegales en manifestaciones”, “que no se mantenga a gente en las cárceles sin motivo” y la “liberación de todos los presos políticos”.

“¡Noticia de última hora! Hace apenas unos minutos, cuatro miembros de Pussy Riot se presentaron en el partido final del Mundial de la FIFA. La policía entra en el juego”, comenzaba el comunicado, y añadía que se cumplían once años de la muerte del poeta ruso Dimitri Prigov y reivindicaba su autoría del concepto de la “policía celestial”, “portadora del patriotismo celestial en la cultura rusa”, y contraponía esta figura a la “policía terrenal”.

“La policía celestial -de acuerdo con Prigov- habla con el mismísimo Dios. La policía terrenal se prepara para dispersar las manifestaciones. La policía celestial toca suavemente una flor en el campo y disfruta de las victorias del equipo de futbol ruso, mientras que la policía terrenal se muestra indiferente ante la huelga de hambre de Oleg Sentsov”.

Este es un cineasta ucraniano, opositor de las fuerzas pro rusas, que debe cumplir veinte años de condena en el círculo polar ártico por un delito de terrorismo del que es acusado, tras haber sido detenido en Crimea en 2014: “La policía celestial se levanta como ejemplo de la nación, la policía terrenal hiere a todos”, continuó el comunicado de “Pussy Riot”.

“La policía celestial protege el sueño, la policía terrenal persigue a los presos políticos, encarcela a las personas. La policía celestial es quien organiza el hermoso carnaval de este Campeonato Mundial, la policía terrenal tiene miedo de la celebración”, prosiguió el texto.

“La policía celestial –añadió- vigila cuidadosamente la obediencia de las reglas del juego, la policía terrenal entra al juego sin preocuparse por las reglas. El torneo mundial nos ha recordado las posibilidades de la policía celestial en la gran Rusia del futuro, pero la policía terrenal, al entrar en el juego sin reglas, rompe nuestro mundo”,

“Pussy Riot” se lamentó de que “cuando la policía terrenal entra en el juego, exigimos: la liberación de todos los presos políticos, que no se encarcele por likes, el fin de los arrestos ilegales en manifestaciones, que se permita una competición política en el país”.

Satisfecha por la actuación de sus miembros en la final futbolística, la agrupación contestataria concluyó: “Que no se fabriquen acusaciones penales, que no se mantenga a la gente en las cárceles sin motivo, y que la policía terrenal se convierta en la policía celestial”.

 

Artículos relacionados