fbpx
l
El gobernador del Banxico aún confía en que el peso recupere terreno

NUEVA YORK, 25 de enero (Al Momento Noticias).- El gobernador del Banco de México (Banxico), Agustín Carstens, prevé una “fuerte corrección” del peso mexicano, después de la severa depreciación en los últimos meses.

En una entrevista publicada por el periódico estadunidense The Wall Street Journal, señaló: “Mi sensación es que aquí ha habido una sobrerreacción, en particular en el tipo de cambio”, dijo Carstens.

“Con el paso del tiempo, esta presión tiende a desaparecer… esto puede dar lugar a una fuerte corrección, en el caso de México, por ejemplo, lo cual es algo que yo estaría esperando”, mencionó el titular del banco central.

Consideró que una vez que pase el clima de volatilidad internacional, el peso mexicano se revaluará de manera significativa tras haber perdido 21 por ciento de su valor frente el dólar en el último año.

Según el funcionario federal, México ha sido percibido de manera injusta por inversionistas internacionales junto a otras economías emergentes, lo que ha causado una severa devaluación de la moneda mexicana.

“Mi impresión es que ha habido cierta exageración en la reacción en particular en el tipo de cambio”, señaló el funcionario en la entrevista ofrecida en el marco del Foro Económico Mundial de Davos, en Suiza.

Carstens expresó que debido a que los mercados mexicanos tienen profundidad y liquidez, los inversionistas tienden a vender activos de ese país cuando quieren deshacerse de inversiones de economías emergentes en general.

“Con el tiempo esa presión tiende a desaparecer. Eso puede dar lugar a una corrección significativa, en el caso de (la moneda de) México por ejemplo, que es algo que yo esperaría”, aseguró.

Agustín Carstens informó que espera además ceñirse al plan de aumentar las tasas de interés de corto plazo en sintonía con la Reserva Federal (Fed) en Estados Unidos para asegurar que los inversionistas no vendan los activos financieros mexicanos, lo que pondría mayor presión a la baja en la moneda.

“Aún necesitamos proveer un sentido de estabilidad por algún tiempo”, precisó en torno al ritmo de aumentos de tasas de interés, y a su intención de seguir los pasos de la Fed.

“Tenemos mucho capital invertido en México y queremos que se quede. Necesitamos estar conscientes de eso para que no sea un factor desestabilizador”, acotó.

México ha enfrentado la caída internacional de los precios del crudo, lo que ubicó en días recientes la mezcla mexicana por debajo de los 20 dólares por barril, además de que el peso tocó un nuevo fondo al venderse alrededor de los 18.80 unidades por dólar.

Cuando la Fed aumentó su tasa de interés luego de siete años en diciembre, Carstens reveló en la entrevista que en México “no podríamos arriesgarnos a no responder a ello”.

“México está estrechamente ligado a Estados Unidos. Para nosotros no es tan importante lo que otros bancos centrales están haciendo. Lo que hace el banco central de Estados Unidos es realmente importante para nosotros”, enfatizó Carstens.

En otra entrevista el fin de semana, Carstens dijo a la agencia Bloomberg que es “esencial” que México mantenga el paso de la Reserva Federal en lo que tiene que ver con la política monetaria, y que la pregunta es si actuar antes o después de Estados Unidos.

“Si la decisión se toma antes o después dependerá un poco de otros factores en el intervalo, que podamos ver en el momento de tomar nuestras decisiones”, puntualizó.

 

AMN.MX/bhr

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *