fbpx Por vías de cuota, GDF obtuvo solo 1% de las ganancias

CIUDAD DE MÉXICO, 11 de septiembre (Al Momento Noticias).- De los mil 642 millones de pesos que obtuvieron de 2012 a 2014 las empresas Autopista Urbana Norte (AUN), Distribuidor Vial San Jerónimo-Mayuguarda y Controladora Vía Rápida Poetas, concesionarias de las vialidades de cuota en el Distrito Federal,  el gobierno capitalino obtuvo solo lo equivalente a 16 millones 423 mil pesos como contraprestación.

De acuerdo con el  periódico La Jornada, AUN es la empresa que más ingresos ha obtenido en ese lapso por el cobro a los automovilistas que recorren los 9.8 kilómetros de vialidad elevada, del Toreo a San Antonio.

Foto: Cuartoscuro
Foto: Cuartoscuro

La empresa ha obtenido 690 millones de pesos; de los cuales, a las arcas públicas de la capital llegaron solo seis millones 900 mil pesos.

En tanto, Controladora Vía Rápida Poetas, que opera la Supervía Poniente, del Anillo Periférico, en su entronque con la avenida Luis Cabrera, hasta Santa Fe, contabilizó ingresos por 612 millones de pesos, de los cuales seis millones 122 mil fueron para el Gobierno del Distrito Federal.

Distribuidor Vial San Jerónimo-Muyuguarda, la cual opera 14 kilómetros de la vía de cuota que empieza en la zona de San Jerónimo y concluye cerca de Cuemanco, obtuvo por el cobro del paso vehicular 340 millones 48 mil 158 pesos, de los cuales tres millones 400 mil 481 pesos, es decir uno por ciento, fue para el GDF.

La publicación destacó que las tres empresas empezaron con una tarifa por utilizar sus vialidades, pero la incrementaron de manera paulatina hasta en 350 por ciento en el lapso citado.

Detalló que Controladora Vía Rápida Poetas aplicó en 2012 un cobro de 10 pesos por estrategia de comercialización promocional, al año siguiente lo duplicó, luego pasó a 32 pesos. El 21 de enero de 2015, la empresa aumentó su tarifa a 45 pesos, 350 por ciento más con respecto al costo inicial.

Por su parte, AUN inició con un cobro de un peso con 31 centavos por kilómetro recorrido, cerró 2011 en un peso con 37 centavos. En 2012 lo elevó a 1.43 pesos y un año después fijó tres cobros, el más alto de 2.22 pesos por kilómetro recorrido durante hora pico, que es cuando se registra la mayor afluencia de vehículos.

En 2014, esta tarifa aumentó a tres pesos con 52 centavos; para el 21 de enero de este año se fijó un cobro de 3.84 pesos por kilómetro recorrido, lo que equivale a un alza de 190.9 por ciento. En pocas palabras, un negocio redondo para las empresas concesionarias.

AMN.MX/dsc/bhr

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *