martes, mayo 28, 2024

Por qué la COVID-19 es una enfermedad vascular con afecciones en el cerebro, según un estudio

CALIFORNIA.- Corren ya tres años de que estalló la emergencia sanitaria por COVID-19. Después de encierros obligatorios, el colapso de la infraestructura hospitalaria global y graves estragos económicos, parece que el virus sigue teniendo noticias para la humanidad. Parece ser que el coronavirus tiene afecciones en el cerebro, que pueden ser graves y vitalicias, señala un artículo de National Geographic.

Un estudio publicado en mayo de 2021 ya arrojaba luz sobre las posibles consecuencias en el corazón y el cerebro del coronavirus. En lugar de ser una enfermedad respiratoria, explicaban los científicos en Circulation Research, la COVID-19 podría ser un padecimiento cardiovascular. Esto es lo que sabemos.

Niebla mental. Fatiga. Pérdida de memoria. Afecciones graves al gusto y al olfato. Éstas han sido algunas de las consecuencias más graves del coronavirus al cerebro. A lo largo de 3 años, los esfuerzos de la comunidad científica global se han enfocado a resolver las consecuencias cognitivas que la COVID-19 ha tenido a nivel nervioso en los sobrevivientes, señala NatGeo.

Por ello, los investigadores de la Universidad de California y la Universidad Xi’an Jiaotong consideró ‘recatalogar’ al virus. Los hallazgos dieron evidencia suficiente para saber que la infección provoca una amplia variedad de afecciones al cerebro, que previamente parecían inconexas. En aquel entonces, no se tenían tratamientos para atender a los afectados.

Uri Manor, coautor principal del estudio, sus descubrimientos podrían prevenir los accidentes cardiovasculares en pacientes positivos:

“Mucha gente piensa que es una enfermedad respiratoria, pero en realidad es una enfermedad vascular”, señala el experto. “eso podría explicar por qué algunas personas tienen accidentes cerebrovasculares y por qué algunas tienen problemas en otras partes del cuerpo. lo que tienen en común es que todos tienen bases vasculares”.

Más de un año más tarde, Proceedings of the National Academy of Sciences publicó una investigación que confirma que 30 % de los pacientes que tuvieron coronavirus padecen afecciones al cerebro. Principalmente, porque invade a los astrocitos, células nerviosas fundamentales para la estructura cognitiva de las personas.

Los investigadores de la Universidad Estatal de Campinas, en Brasil, mostraron las consecuencias que la infección había tenido en los pacientes positivos. 5 de los 26 casos tenían daños severos en los tejidos cerebrales, con un «grosor cortical reducido». Esto pudo afectar su producción de neurotransmisores, que están directamente relacionados con los procesos cognitivos y de memoria en los seres humanos.
AM.MX/fm

Artículos relacionados