fbpx Por austeridad, Presidencia cancela tradicional cena del 15 de septiembre

CIUDAD DE MÉXICO, 11 de septiembre (Al Momento Noticias).- Este 15 de septiembre no habrá la tradicional cena en Palacio Nacional, por lo que sólo se realizará la ceremonia oficial del Grito de Independencia, informaron funcionarios federales.

Foto: Excelsior
Foto: Excelsior

Este año, el presidente Enrique Peña Nieto sólo dará el Grito en el balcón principal, acompañado de su familia, miembros de su Gabinete y representantes de los poderes Legislativos y Judicial, precisaron.

Además, añadieron, habrá juegos pirotécnicos y la animación de grupos musicales en la Plaza de la Constitución.

Los funcionarios aseguraron que la decisión es por motivos de austeridad, para así evitar un gasto que pudiera ser calificado de oneroso por los ciudadanos y que generaría cuestionamientos.

El mensaje que se pretende enviar es “predicar con el ejemplo en materia de austeridad”, sobre todo en el marco de la reciente entrega del paquete económico 2016, que incluye reducciones en diversos rubros de la administración pública, indicaron.

El pasado miércoles, Peña Nieto afirmó ante deportistas mexicanos que el presupuesto del próximo año obligará a su administración a actuar de forma prudente, pero eficaz; lo que implica un proyecto que conlleva medidas de austeridad para el gobierno.

De acuerdo con el portal de Obligaciones de Transparencia del Gobierno Federal, en septiembre de 2013 la organización de la verbena popular en el Zócalo, la animación y la cena para los 780 invitados tuvo un costo de 17 millones 422 mil pesos y el año pasado de 18 millones 996 mil pesos.

El año pasado, el Presidente de la República, acompañado de su esposa, se disculpó al inicio de la cena con los más de 950 invitados por no poder acompañarlos, debido a la contingencia que se vivía en Baja California Sur por el paso del huracán Odile, contingencia que ameritaba su presencia para encabezar los trabajos de apoyo a la población.

Al siguiente día, luego de estar presente en el Desfile Militar, partió hacia la zona siniestrada.

Aquella noche, el titular del Ejecutivo federal apeló a la comprensión de los asistentes, al igual que la noche del 15 de septiembre de 2013, cuando también por la tragedia provocada tras el huracán Manuel en Guerrero, tuvo que retirarse después del brindis.

A la cena asistían integrantes del gabinete presidencial con sus familias, de distintas dependencias y organismos; empresarios, líderes religiosos, así como diplomáticos acreditados en nuestro país e invitados especiales.

La medida también se tomó en medio de las protestas contra el gobierno y por el primer aniversario de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

AMN.MX/dsc

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *