fbpx

Por: Daniel Molina

Se dice que cuando uno lo pierde todo ahí se empieza a vivir. Así pareció al inquietarse las redes sociales el pasado sábado, cuando se empezó a mencionar que la SENER oficializa un cambio en la política energética renovable.

El resumen, este cambio de estrategia energética renovable, encabezada por la secretaria Rocío Nahle García; es limitar la operación de empresas privadas en la creación de este tipo de energía para poder fortalecer la CFE. Así de sencillo y claro.

Inmediatamente, los hastags #YoLeCreoANahle #Iberdrola y haciendo menciones al ex presidente Felipe Calderón salieron a circular, principalmente en twitter.

Ahora, las voces en el tema de energía renovables se dividen. Al tal grado fue la inquietud, que, por parte de la embajada de Canadá y la delegación de la Comunidad Europea, enviaron cartas a la titular de la SENER, previniendo un riesgo alto en esta estrategia.

Hay que ubicar como estas voces se pronuncian a favor y en contra; porque pueden ser a favor de una situación económica o pueden ser a favor de una defensa de la soberanía nacional.

Anteriormente había apertura para empresas privadas e inversión en la energía renovable; sin embargo, no fue lo suficientemente bueno para poder convencer a la población que no le pareció recibir un beneficio directo en la parte económica, o sea, en sus bolsillos.

Ahora, el nuevo gobierno manifiesta su interés en hacer estos cambios, basados no solo en lo económico, sino en lo nacional, defendiendo la soberanía y, así impone esta nueva estrategia. Este resultado por un gobierno menos técnico-económico y sí, tendiente a lo social, fue la apuesta del voto en las pasadas elecciones.

Pero lo que no hay que olvidar, es que las reglas las pone el gobierno en su mandato a través de la administración pública y, ahora le toca a la 4T ejercer sus decisiones.

A esperar los resultados, sin dejar de pensar en los compromisos mundiales con respecto a reducción de contaminantes.

Empresarios en contacto con el Senado de la República.

Los empresarios se acercan a legisladores en busca de acuerdos e intercambio de opiniones. Una vez más, las formas de gobernar han cambiado y esto parece ser parte del proceso de acostumbrarnos a la “nueva normalidad”, que nos ha llevando el COVID-19.

Ante todo, el dialogo de los empresarios con senadores de la república se concentró en el cuidar y garantizar las medidas preventivas para evitar contagios entre trabajadores.

Una cosa es clara y, ya los empresarios son consientes de cuidar las fuentes de trabajo tanto en los temas de salud como en la activación económica y, sobre todo ahora que se vuelva a la actividad.

El senado de la república, con el presidente de la Junta de Coordinación Política, Ricardo Monreal; se han convertido para las distintas industrias, en interlocutores con dependencias federales para ayudar a la reactivación económica por la pandemia.

Así que la urgencia de salir a trabajar es de todos, por que el cinturón aprieta y hay que hacer que la economía resurja.

Call To Action

#Chabelo #FelizLunes

Comentarios

comentarios