fbpx

unnamed1CIUDAD DE MÉXICO, 20 de octubre (Almomento MX).- Estudiantes de la maestría en ciencias en biotecnología genómica del Instituto Politécnico Nacional (IPN) elaboraron un compuesto de origen natural y liberación prolongada que mata los ácaros varroa, un parásito que causa la muerte de las abejas melíferas en todo el mundo y tan solo en nuestro país, esta plaga ha provocado la pérdida de alrededor del 50 por ciento de la producción apícola, además de que los niveles de exportación de miel se han reducido hasta en un 40 por ciento.

El producto desarrollado no tienen un efecto invasivo ni en las abejas ni en la miel, por ello, en el futuro los alumnos probarán el compuesto de forma real, con el apoyo de un productor apícola del estado de Tamaulipas, pues este tipo de plagas pueden acabar con toda una colmena y si se toma en cuenta que hasta el momento, los productos químicos disponibles en el mercado resultan ineficientes, pues los ácaros han desarrollado una resistencia a los mismos.

Diana Suárez Salgado y José Abraham Villa Melchor, adscritos al Centro de Biotecnología Genómica (CBG) aseguran que para desarrollar su producto consideraron los aceites esenciales derivados de plantas, pues éstos son un conjunto de compuestos químicos, como los monoterpenos que actúan en procesos conductuales y fisiológicos en diferentes parásitos. Otra razón para considerar los productos derivados de compuestos naturales, es que se reduce la posibilidad de producir miel contaminada con productos químicos o sintéticos, lo que provoca que los niveles  de producción y exportación aumenten anualmente en la apicultura mexicana.

La primera fase consistió en extraer del clavo de olor (Syzygium aromaticum) un derivado de aceites esenciales denominado eugenol en un dispositivo de liberación prolongada que consta de “perlas de olor” con características de retención y fácil impregnación del compuesto, el cual penetra a través de las antenas de los ácaros, esto les afecta el sistema nervioso y debilita las paredes de sus células, provocando así la pérdida de alimentación y consecutivamente la muerte.

Indicaron que los productos para eliminar este tipo de plaga se aplican mediante tiras de cartoncillo o plástico y geles. En este caso introdujeron el eugenol en perlas de polipropileno, las cuales colocaron en pequeños costalitos de tela porosa que colgaron sobre los bastidores.

Las perlas liberan el compuesto de manera prolongada hasta por cuatro semanas y sus creadores aprovechan la corriente de aire, que de manera natural producen las abejas, para mantener la temperatura de la colmena, para distribuirlo de manera homogénea y lograr que esté biodisponible durante todo el ciclo productivo del insecto, desde su estadio larvario, operculado, nacimiento, vida dentro y fuera del panal.

El tratamiento tiene una efectividad arriba del 80 por ciento en las primeras 48 horas y al tener las perlas biodisponibilidad de 3 o 4 semanas, se garantiza el crecimiento sano y normal de las abejas en sus diferentes estadios y la producción de miel de alta calidad.

La miel que se obtiene después de aplicar el tratamiento cumple con los estándares de calidad establecidos por la reglamentación europea, ya que no contiene residuos de ningún compuesto químico que causen efectos secundarios en la salud humana.

AMN.MX/kica

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *