PLATEA: La novela electoral se torna interesante

424

Pastor Tapia García

 

** Demagogia, palabra preferida en este proceso electoral

** La novela electoral se torna interesante

** Indígenas padecen discriminación por su lengua

 

Ahora que tres partidos políticos se encuentran empeñados en disminuir los gastos de campaña y lograr con el 50 por ciento de los mismos conquistar y atraer a los votantes mexiquenses, es momento de comentarles que deben ser realistas y no caer en demagogia, elemento que por cierto, se encuentra como el merengue en el pastel, a diestra y siniestra.

 

Debido a que los representantes de algunas fuerzas políticas muestran el músculo y han hecho suya la bandera de la reducción de erogaciones, salen a flote diversas situaciones que pueden exhibir que esto es solo un capítulo más de la novela electoral, cuya trama principal  se centra en atraer reflectores a como dé lugar.

 

Por supuesto, las escenas se encuentran aderezadas de emoción, prueba de ello es  ver la postura del representante de Morena ante el Instituto Electoral del Estado, Ricardo Moreno, antiguo miembro del PRD y hasta dirigente de ese partido que ahora aborrece. Moreno con buen histrión,  se desgarra las vestiduras exclamando que los mexiquenses no pueden sopesar bajo sus hombros los gastos desmedidos del proceso electoral. Ojalá se le hubiera visto la misma enjundia cuando encabezaba a los miembros del sol azteca.

 

De ser así, otro gallo cantaría en el PRD, pues si se hubiera sumado el trabajado, la lealtad y la capacidad de servicio, el Partido de la Revolución Democrática sería un fuerte contrincante en este momento. A Moreno le faltó convencimiento y convicción de que la izquierda no se labra ni fortalece en una sola administración, sino que requiere de sacrificios y no meras grillas como las que ahora encabeza. No hay duda de que su oficio de saltimbanqui le da grandes beneficios.

 

Es indudable que los gastos de campaña son demasiado altos. Quizá un dispendio en el sentido estricto de la palabra.  De hecho el proceso electoral en conjunto tendrá un costo superior a los dos mil millones de pesos a gastar en menos de dos meses, toda una fortuna, que muy pocos la tienen.

 

Sin embargo lo que llama la atención es la manera en que se comprometieron los representantes del PAN, PRD y Morena  en la sesión del consejo del IEEM para bajar a la mitad los gastos, y hasta con posibilidad de firmar un documento. Es sorprendente pues bien saben, al menos Alfonso Álvarez del Pan y Ricardo Moreno, que la última palabra para la modificación corre a cargo de la Legislatura, al ser esta la instancia encargada de calcularlos con base en la proporción poblacional.

 

Así que frente a este panorama se tienen elementos suficientes para suponer que la demagogia  será la reina de este proceso electoral. Hablar sin fundamento y sin los elementos legales adecuados, pues una cosa es que quieran reducir los gastos y otra que verdaderamente lo hagan sobre todo cuando no hay mecanismos para verificar ni comprobar con suficiente realidad.

 

PUNTO Y APARTE

 

El Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (Ciesas) determina que el 31 por ciento de los indígenas en México ha sufrido discriminación por su forma de hablar.

 

El acento indígena es una de las principales causas de segregación, incluso superado por la condición socioeconómica y por el color de la piel.

 

………………………

 

Y para no variar, la seguridad pública en México sigue como un asunto pendiente, veamos si no, los altos niveles de impunidad en el país son escandalosos y el 93 por ciento de los delitos no se denuncian y del siete por ciento que sí, al menos la mitad de ellos queda sin investigación

 

………………………

 

En 60 días de campaña que inicia el 3 de abril, los nueve partidos políticos que contienen por la gubernatura mexiquense  se dirán y harán de todo. Los trapos sucios no se lavarán en casa sino que se ventilarán en redes sociales y medios de comunicación diversos.

Comentarios

comentarios