fbpx Plan Frontera Sur, una cacería de migrantes | Almomento | Noticias, información nacional e internacional

Ninos-migrantesCIUDAD DE MÉXICO, 13 de septiembre (Al Momento Noticias).- A un año de la implementación del Plan Frontera Sur en México,  activistas defensores de derechos humanos e investigadores del tema migratorio, coincidieron al señalan que el principal objetivo del plan es cazar a los migrantes centroamericanos, evitar que lleguen a Estados Unidos, y retornarlos a sus países de origen.

Indicaron que en único que ha tenido un éxito este plan, es en el aseguramiento y deportación de migrantes.

Para Laura Carlsen, directora del Programa de las Américas del Centro para la Política Internacional (CIP, por sus siglas en inglés), estas violaciones a los derechos humanos se cometen por orden de EU, con el pretexto de garantizar la seguridad de ambos países.

En tanto Carlos Garrido de la Calleja, investigador del Instituto de Investigaciones Históricas Sociales de la Universidad Veracruzana (IIHS-UV) y Rubén Figueroa, integrante del Movimiento Migrante Mesoamericano señalaron que este Plan no responde a las complejidades del fenómeno migratorio y promueve el respeto a los derechos humanos.

“El Plan Frontera Sur es una estrategia para cazar, detener y retornar al mayor número de migrantes posibles,  hasta ahora, el plan funciona a cabalidad para lo que fue hecho, que es la represión, y la deportación de migrantes. Con este plan, México superó el número de deportaciones que hacía Estados Unidos”, dijo Rubén Figueroa.

Garrido de la Calleja, indicó que Plan Frontera Sur es “un plan servil a los intereses de Estados Unidos porque de los tres grandes objetivos que tiene este programa, está cumpliendo uno a  la perfección que es evitar que los migrantes aborden los trenes, usando a la fuerza federal y a los grupos oscuros”.

Para Laura Carlsen, ahora, la migración de norte a sur, no del sur al norte, representa el modelo represivo del control de las fronteras. “Después de años de ser testigo de los resultados de la pared infame y la militarización de la frontera norte, que ha matado a miles de migrantes mexicanos y centroamericanos, el modelo de EU ha sido trasladado más al sur de la frontera de México con Guatemala, con el apoyo activo del gobierno mexicano, a pesar de las obvias implicaciones para la soberanía nacional”.

Los migrantes que no son atendidos por esta política “represiva”, son hombres, mujeres y niños “abandonados a su suerte. Un destino marcado por un sistema que los ha definido como “parias” humanos. No importa lo que han pasado por o lo van a tener que hacer para simplemente tratar de sobrevivir. Y esta es la respuesta de los gobiernos de Obama y Peña Nieto a la “crisis humanitaria” de los niños indefensos año pasado, agregó.

La frontera sur de México se ha convertido en la línea de contención del país “más poderoso del mundo”, Estados Unidos. “Las víctimas” de esta política extraterritorial son migrantes centroamericanos que cruzan todos los días, tratando de salvar sus vidas y a sus familias de la violencia, así como del hambre que azota a sus países, afirma la investigadora.

AMN.MX/fm

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *