fbpx
l
El concierto del reencuentro en pleno

CIUDAD DE MÉXICO, 20 de abril (Al Momento Noticias).- Más de 65 mil personas disfrutaron el concierto de reencuentro de Guns N’ Roses en el Foro Sol.

Fuegos artificiales, explosiones sobre el escenario y mucha euforia fueron algunos ingredientes de este espectáculo, que se repetirá esta noche con los músicos fundadores: el cantante Axl Rose, quien permaneció toda la presentación sentado en un trono debido a una fractura, el guitarrista Slash y el bajista Duff McKagan.

Adrenalina y una fuerte dosis de rock inyectó el grupo de hard rock a sus seguidores durante dos horas, tiempo en el que recordaron las canciones más exitosas de su carrera, que inició en 1985.

La lluvia que cayó durante la media hora del show de apertura a cargo de la agrupación británica The Cult, desapareció por completo cuando Guns N’ Roses apareció en el escenario con “It´s so easy”.

Los músicos se apoderaron del escenario y de inmediato comenzaron los ritmos acelerados de temas como “Mr Brownstone” y “Chinese democracy”, provocando que los asistentes se levantaran de sus asientos y quienes estaban en pista empezaron a alzar los brazos.

Un “hola” del vocalista, fue la primera interacción con su público, al cual le pidió que gritara y bailara con su música y los clásicos riffs de Slash, quien portó su largo sombrero que lo caracteriza y una playera sin mangas.

“Quiero oírlos gritar”, expresó el Rose, quien tuvo diversos cambios de vestuario durante el concierto cita y quien recibió, junto a sus colegas, algunas ovaciones del público.

Fue con su éxito “Welcome to the jungle” con el que el grupo, literal, puso a vibrar a los presentes, ya que no había ni una sola alma que no saltara mientras coreaba esta famosa rola.

Como todos querían recordar cada instante de esta noche histórica, la mayoría grabó sus cortes musicales favoritos en su celular, lo cual provocó que en el recinto hubiera diversas luces blancas.

En una pantalla gigante se proyectaron diversas imágenes tridimensionales que combinaron con temas como “Double talkin jive”, “Estranged”, “Live & Let die”, “Rocket queen”, “You could be mine” y “This I love”.

Otra melodía que causó revuelo fue “Sweet child of mine” en el que la agrupación llenó de nostalgia a su público, que en su mayoría vestía con ropa oscura y uno que otro portaba un sombrero parecido al de Slash.

A pesar de la fractura en el pie, Axl, quien portó un paliacate rojo, salió algunos instantes con una silla de ruedas para cambiarse de ropa o para tocar el piano, lo cual fue aplaudido por todos.

“Gracias, buena noche México”, dijo el cantante, quien actuó con sus compañeros en el Festival Coachella apenas el fin de semana pasado, después de temas como “Better”, “Civil war”, “My Michelle”, “There was a time”, “November rain”, “Patience”, “Don´t cry”, “Paradise city”, entre otras en esta cita que concluyó con un gran despliegue de pirotecnia.

AMN.MX/bhr

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *