domingo, julio 21, 2024

PÍLDORAS DEL LENGUAJE

Por Pedro Camacho

El vocablo pus, con el que se denomina a cierto tipo de secreción blancuzca y maloliente que produce un tejido humano o animal inflamado, es de género masculino. Se debe decir, por tanto, el pus y no, “la pus”, como mucha gente lo llama. Dar al término género femenino es considerado por los académicos como un vulgarismo.

Artículos relacionados