fbpx

orgasmCIUDAD DE MÉXICO, 21 de enero (Al Momento Noticias).- Mujeres del mundo, todas hemos visto la cara de placer de nuestras respectivas parejas cuando tienen una eyaculación ¿cierto? Pero una más de las maravillas de ser mujer es que nosotras podemos alcanzar orgasmos, multiorgasmos, y además podemos conseguir un squirt o eyaculación femenina.

La eyaculación femenina, conocida en inglés y en el mundo de la pornografía como squirt, es la expulsión de una cierta cantidad de fluido vaginal, inodoro y transparente, ténuemente blanquecino, similar al que expulsan los hombres por la próstata. Este líquido emana a través de las glándulas de Skene, que están situadas en la pared anterior de la vagina y están rodeadas de un tejido, que incluye el clítoris, el cual aumenta la irrigación sanguínea durante la excitación sexual.

Todos los sexólogos acuerdan que el hecho de que una mujer eyacule no quiere decir que sea más fogosa o que goce más del sexo, se debe simplemente a una cuestión de fisonomía.

Aunque no todas las mujeres pueden emitir líquido durante el orgasmo, es posible que la adecuada estimulación del punto G termine en una eyaculación. Al final recuerda que el orgasmo es de quien lo trabaja y es responsabilidad de nosotras mismas conocernos a través de la autoexploración.

es-sexo-eyaculacionExisten técnicas de estimulación que te permitirán disfrutar de un squirt. Solo sigue los siguientes pasos.

  1. Relájate: comienza a estimular el clítoris utilizando tus dedos. Puedes aplicar un aceite a base de agua, pues estos no alteran el PH y pueden ayudarte a lubricar mejor. Recuerda lavar bien tus manos antes de iniciar.
  2. Para estimular el punto G lo más recomendable es usar el dedo anular y medio juntos, dejando el meñique y el índice hacia atrás, formando una posición similar a la que hace Spiderman para lanzar su telaraña.
  3. Introduce tus dedos en la vagina y empieza con el movimiento, para que te hagas una idea, la altura sería la equivalente a donde tienes el clítoris pero por la parte interna, realmente no hace falta meter mucho los dedos.
  4. Mueve tus dedos introducidos hacia adelante y atrás como si estuvieras llamando a alguien. Otro truco es hacer el movimiento solo hacia adelante. En caso de que llegues al orgasmo en este paso, no te frustres y vuelve a intentar.
  5. Siguiendo con el movimiento notarás que las yemas de tus dedos rozarán con puntos muy placenteros, ve probando cómo y dónde te gusta más.
  6. Si aún no conoces tu punto G, tranquila. El punto G tiene un tacto muy rugoso y en algunas mujeres puede hincharse en función de la excitación. Debes tener un poco de paciencia y ten por seguro que cuando lo encuentres lo notarás.
  7. Es entonces cuando pasarás a la etapa interesante: notarás que empiezas a lubricar con más intensidad y es posible que sientas ganas de orinar. Si esto sucede, ¡felicidades estás muy cerca!
  8. Ignora esa sensación y concéntrate en disfrutar a tu ritmo, prosigue con el movimiento y en muy poco tiempo notarás que las ganas de orinar aumentan, si sigues estimulando sentirás que llegas a una caliente eyaculación acompañada en la mayoría de los casos de un orgasmo.
  9. Recuerda que no todas las mujeres eyaculan la primera vez que lo intentan, es cuestión de conocerse sexualmente y estimularse frecuentemente.

En estos casos la práctica hace a la maestra.  Así que manos a la obra.

AMN.MX/tvr/

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *