fbpx Para este gobierno, la educación es la prioridad: Aurelio Nuño

CIUDAD DE MÉXICO, 7 de septiembre (Al Momento Noticias).- El titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Aurelio Nuño Mayer, reconoció que la reforma educativa es una reforma política, que implica temas administrativos y laborales, pero no se reduce a eso.

Indicó que es la reforma prioritaria del sexenio y busca transformar las relaciones políticas dentro del sistema educativo.

Foto: Milenio
Foto: Milenio

Nuño Mayer aseguró que los maestros son la esencia, la columna vertebral y el orgullo del Estado mexicano.

“El centro (de la reforma) son los maestros. La esencia no es un cambio de régimen laboral, sino cambiar la organización del magisterio para que el profesor mejore, y eso va a tener un impacto en la calidad de la educación”, afirmó.

Afirmó que él será un secretario de Educación muy cercano a ellos y mantendrá una sana relación con el sindicato, cercana, de diálogo permanente, pero sin confundir roles.

“Quiero ser un secretario muy cercano a los maestros. Número uno, me interesa genuinamente escucharlos, entender mejor cuáles son sus preocupaciones, inquietudes, y dialogar con ellos”, dijo.

El titular de la SEP reiteró que la reforma educativa no está hecha para castigarlos, sancionarlos o perjudicarlos, sino lo contrario, es para mejorar.

Nuño Mayer indicó que también será un secretario muy cercano a los gobernadores, porque el aterrizaje de la educación pública está en lo local y es necesario tener una coordinación estrecha con todos los mandatarios estatales.

Entrevistado por el diario La Jornada, el secretario de Educación señaló que al finalizar el sexenio del presidente Enrique Peña Nieto habrá un sistema educativo absolutamente distinto del que recibió, gracias al programa de infraestructura escolar anunciado en el tercer Informe de gobierno y a los cambios a planes y programas.

“Ha iniciado el cambio más profundo del sistema educativo en décadas. Primero, porque se hizo la reforma que cambia de manera radical las reglas para ingresar al servicio como maestro, para tener una carrera como docente, y, por supuesto, que cambia drásticamente la propias relación del magisterio con el Estado”, comentó.

Nuño Mayer puntualizó que es la primera vez en la historia del país que hay un concurso de ingreso al servicio docente a nivel nacional. Eso en sí ya es una transformación enorme, enfatizó.

Reiteró que con la reforma educativa pone a la escuela en el centro de la atención y, agregó, ahora las comunidades escolares –padres de familia y maestros– tienen la oportunidad de decidir el empleo de recursos para infraestructura y materiales educativos, lo que resulta en el mejoramiento de los planteles.

El funcionario federal calificó al programa de infraestructura escolar como el más ambicioso, debido que para Peña Nieto la educación no es de una de tantas prioridades, sino la principal.

Detalló que para este programa se invertirá 75 mil millones de pesos, dos tercios de esta cifra será mediante bonos.

“Los 50 millones de pesos de los bonos educativos son un mecanismo muy novedoso para México en términos de financiamiento, diseñado por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP). Es un instrumento para lograr financiamiento sin incurrir en deuda pública”, precisó.

Sobre cómo funciona el proyecto de bonos, Nuño Mayer señaló que “es traer recursos del futuro al presente”, mediante la firma de convenios en la que los estados comprometan 15 por ciento de los recursos que reciben vía Fondo de Aportaciones Múltiples (FAM) durante los próximos 20 años.

“Lo que se hace es traer recursos del futuro al presente. Entonces, en lugar de tardarnos 20 años en gastarlos, lo hacemos en tres años, generando el mayor programa de infraestructura educativa para poner en buenas condiciones las escuelas”, dijo.

El titular de la SEP precisó que el mejoramiento de las escuelas con recursos de los bonos comenzará en enero próximo, una vez que se firmen los convenios con las entidades que decidan participar.

Nuño Mayer, quien hasta hace unos días fuera el jefe de la Oficina de Presidencia,  consideró que el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) es un sindicato fuerte, y que está bien dirigido por Juan Díaz de la Torre, a quien calificó como un líder moderno, que entiende la importancia de la reforma educativa y que está preocupado de las necesidades de los maestros.

“Siento que el SNTE vive un gran momento, de modernización, de trabajo por los maestros y por la reforma. Es un momento donde el fuerte y sensato liderazgo de Juan Díaz ha dejado atrás pretensiones de otro tipo. Díaz de la Torre es un líder muy firme, en buena coordinación y en buen diálogo con la autoridad”, señaló.

Reconoció que el sector educativo es el más noble y más bonito que tiene el gobierno, y desde el cual se puede contribuir más a cambiar de fondo la realidad del país; sin embargo, agregó, es un reto inmenso.

Sobre los comentarios que lo colocan en la carrera para 2018, el funcionario federal aseveró sentir el peso de la historia, por los enormes personajes que lo han antecedido en un cargo que asume con muchísima humildad.

 

AMN.MX/dsc

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *