fbpx Panorama económico de México poco favorable: Moody's

CIUDAD DE MÉXICO, 2 de septiembre (Al Momento Noticias).-Por al complicado escenario económico internacional, las condiciones para México son menos favorables y los efectos de las reformas estructurales tardarán más años en manifestarse, aseguró Susan Knaap, Managing directora de Moody’s Investors Service para América Latina.

Indicó que uno de los retos que enfrenta la actual administración es lograr una mayor disciplina fiscal, que reduzca el déficit fiscal, y bajar  el nivel de deuda gubernamental, respecto del tamaño de la economía.moodys_calificadora_planamayor2

Durante la inauguración de la 16 Conferencia anual  “México y su desafío ante un entorno económico global incierto”, organizada por la agencia, Knapp reconoció que el conjunto de reformas económicas impulsadas por el gobierno del presidente Peña Nieto pueden elevar el potencial del crecimiento del producto interno bruto (PIB)  pero esto ocurrirá hasta 2017 y 2018.

“Los beneficios de la reforma en cuanto a mejorar el crecimiento económico tomarán más tiempo de lo que las autoridades contemplaban inicialmente, en especial la energética”, dijo.

En su participación, Alberto Jones, presidente y director general de Moody’s México, aseguró que México y el mundo atraviesan por un proceso de transición hacia la normalización de tasas de interés, el cual tardará entre dos y tres años.

Agregó que bajo este contexto, Moody’s espera un crecimiento de 2.3 por ciento para la economía mexicana y entre 2.5 y 3 por ciento para el 2016.

El pasado 20 de agosto, la Secretaría de Hacienda ajusto su perspectiva de crecimiento a un rango de entre 2.0 y 2.8%, a pesar de que a inicios de año había anunciado un rango de entre 3.2 y 4.2%.

Los expertos coincidieron en que los principales riesgos para las economías emergentes, incluido México, son la desaceleración global, la volatilidad de los mercados financieros de China, el estancamiento de Europa y la corrupción.

Por su parte, Mauro Leos, responsable en Moody´s de las calificaciones de deuda de los gobiernos en América Latina, aseguró que 2015 y 2016 serán años clave para la economía del país.

“Se vienen tiempos difíciles y por difíciles es que van a estar más complicados para el Gobierno, para México, para ustedes, de lo que se pensaba”, comentó.

Leos señaló que la verdadera incertidumbre reside en qué pasará a partir de 2017, luego de un par de años en donde el Gobierno federal tendría que hacer ajustes importantes para enfrentarse a un entorno económico complejo.

Sin embargo, puntualizó que la agencia descarta que se haya anticipado a subir la calificación soberana de México a A3 con perspectiva estable, pues confía aún en que las reformas estructurales ayudarán a elevar el crecimiento económico de México.

Explicó que generalmente las dudas sobre la calificación se relacionan con el entorno mundial, pero que hay indicadores del país que dan confianza, por ejemplo la proporción de la deuda emitida en moneda extranjera que es de 20 por ciento, con respecto al total. Otras economías como Brasil tiene el 36 por ciento, Colombia 30 por ciento y Perú 47 por ciento.

El especialista afirmó que sí México aspira a obtener una calificación crediticia más elevada deberá mejorar el crecimiento económico y reducir la tendencia en el crecimiento de la deuda pública como porcentaje del PIB.

AMN.MX/dsc

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *