fbpx

Pablo Cabañas Díaz.

Oro Negro, empresa relacionada con Francisco  Gil Díaz, quien fuera el Secretario de Hacienda y Crédito Público de Vicente Fox Quesada acusó, a través de un desplegado publicado en el diario El Financiero, que se está realizando una campaña en su contra para desprestigiarla. “El acoso mediático en contra de Oro Negro, de sus accionistas y funcionarios es parte de una campaña para desinformar al público basado en falsedades con la finalidad de desprestigiar a la compañía, a mis socios y colaboradores, a los inversionistas institucionales de la empresa, a los miembros de mi familia y particularmente a quien suscribe este documento“, denunció Gonzalo Gil White en el texto. La compañía indicó que esta campaña se debe a que interpuso en junio pasado una demanda en una Corte de Estados Unidos a los tenedores de su deuda que piden que se les pague, a través de la liquidación de la firma. “

 

Con este desplegado Gil Díaz, ejemplifica que él representa la caracterización del  cínico  — durante años se destacó por su incansable capacidad de destruir  a cualquiera que lo enfrentaba; se sabe que su goce estaba allí, aun a costa del sufrimiento de los demás. Pero le llegó la hora de rendir cuentas. Graves problemas afronta quien  alguna vez pagó con dinero de los contribuyentes  un reconocimiento como el “Secretario de Hacienda del Año para las Américas”.

Para la familia, de Gil Díaz, estas dos últimas semanas fueron de noticias duras. Martín Díaz Gil figuró entre los negocios de Libertad Servicios Financieros, Sociedad de Ahorro Popular (Sofipo) presidida por Juan Collado y, se presume, de Enrique Peña Nieto y Carlos Salinas de Gortari. El fraude cometido por la empresa Oro Negro contra inversionistas extranjeros, por la disposición y transferencia ilegal de recursos, alcanzaría los mil millones de pesos. Influyentes, pudientes y corruptos son: Gonzalo Gil White y José Antonio Cañedo White, hijo y sobrino del ex secretario de Hacienda. Las órdenes de aprehensión por los delitos de abuso de confianza y administración fraudulenta fueron giradas por un juez penal. Los imputados llevan hasta 13 meses fuera del país, por lo que las autoridades tendrán que solicitar una ficha roja para detenerlos e iniciar su extradición, aunque tengan despachos caros, como Quinn Emanuel, cuyos servicios fueron solicitados por Tomás Yarrington, y en el caso de Obedrecht.

 

Gil Díaz, mal informa sobre Oro Negro que se declaró insolvente e inició un concurso mercantil en el que denunció que el Deutsche Bank se negó a entregarles dinero por instrucción de los tenedores de bonos, lo que aceleró la situación de quiebra. Omite el ex secretario de Hacienda, que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) calificó de “procedente” y “ajustado a la legalidad” el aseguramiento de las cuentas bancarias de Perforadora Oro Negro y del Fideicomiso F/1695 de Deutsche Bank Meìxico.

Esta semana, un juez penal adscrito a la Unidad de Gestión Judicial número 12, pidió la aprehensión de José Antonio Cañedo White, Carlos Enrique Williamson Nasi, Alonso del Val Echeverría y Miguel Ángel Villegas Vargas, directivos de la compañía, por abuso de confianza y administración fraudulenta en agravio de sus inversionistas  por medio de manejos indebidos de recursos en la administración de Oro Negro. En pocas palabras, Gil Díaz miente y su cinismo llama a la compasión.

Comentarios

comentarios