sábado, abril 13, 2024

OTRAS INQUISICIONES: Confesión a Poniatowska

Pablo Cabañas Díaz
La investigadora Patricia Rosas Lopátegui de la Universidad de Nuevo México, menciona en un artículo titulado : “El general Elena Garro en acción : activismo y misoginia”, que cuando la escritora Elena Garro (1916-1998). Regresó de Europa a México a finales de 1953, registró en sus diarios el acoso que sufría por parte de Archibaldo Burns amigo de su esposo Octavio Paz (1914-1998). Rosas Lopátegui, menciona que Paz, Premio Nobel de Literatura en 1990, persuadía a sus amigos para que la cortejaran y la acosaran. Garro, inicia un amorío con Burns entre 1956-1957.
Lucinda Urrusti (1929-2023) quien llegó a México en el barco Sinaia huyendo de la represión franquista, contrajo matrimonio con Archibaldo Burns(1914-2011), a los 19 años.  En una entrevista de Elena Poniatowska(1932), a Urrusti, publicada en La Jornada el 18 de octubre de 2015, le confiesa a Poniatowska que se casó con Burns porque era el “galán de la época.” Urrusti menciona que cuando en su vida apareció Garro se trastocó todo. El teléfono sonaba a veces a las dos de la mañana y Elena le decía a su esposo: “O vienes o yo me suicido” y no sé qué. Gritaba, exigía, se encolerizaba. Mi vida se volvió un infierno.”
También le exteriorizó a Poniatowska que su esposo se fue a vivir a París con Elena y con su hija. Urristi se puso a trabajar. Nunca hubo divorcio. Burns la dejó sola con sus dos hijos, y jamás le dio dinero para su manutención.
–¿No te enamoraste de Archie ni tantito, Lucinda?
–Pues algunas veces lo he pensado. Cuando me di cuenta de que no tenía ninguna afinidad con él me pregunté: “Entonces ¿por qué me casé con él?” Seguramente la imagen del niño bien amable, cortés, bien educado, rico y célebre caló en mí, pero después resultó que mi marido sólo era rico. Cuando me di cuenta, me pregunté: “¿Qué hice? ¡Qué barbaridad, esto es para toda la vida!” Como ya te lo dije, Archibaldo Burns era hijo único, no trabajaba, estaba en casa todo el día. Si estaba de buenas, pues bien, y si no, pasaba su mano encima de los muebles para ver si tenían polvo y se enojaba.
Lucinda le comentó a Poniatowska, que una vez se encontró a Octavio Paz en Bellas Artes del brazo de su nueva esposa Marie Jo y le dijo una frase que se le quedó grabada: “Los dos salimos ganando”. Ella dejando a Archibaldo Burns y él a Elena Garro.
Los retratos de Lucinda Urrusti fueron extraordinarios. Los más accesibles para el público son los de Octavio Paz, Ramón Xirau, Jaime García Terrés y Alfonso García Robles que cuelgan en la galería de miembros de El Colegio Nacional. En 2020, apareció el documental:  “Lucinda Urrusti. Pintora.” El documental realizado por Juan Francisco Urrusti, su sobrino hace un recorrido por algunas de las obras de su tía, su estudio y salas de exhibición.

Artículos relacionados