fbpx

BRASILIA, 5 abril (Al Momento Noticias).- El magistrado Marco Aurelio Mello, de la Corte Suprema de Brasil, ordenó hoy que la Cámara de Diputados abran los trámites para un juicio político contra el vicepresidente, Michel Temer, ya que habría autorizado créditos extraordinarios gubernamentales sin el apoyo del Parlamento.

Foto: AP
Foto: AP

El juicio político contra Temer fue solicitado por Mariel Márley Marra, y rechazado por el presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cuhna, por lo que el denuncia apeló al Supremo y obtuvo el apoyo del magistrado Mello, quien alegó que la acusación es similar a la que llevó a iniciar un similar proceso contra Rousseff.

Márley Marra sostuvo en su denuncia que el vicepresidente habría incurrido en el mismo “delito de responsabilidad” que Rousseff, al firmar algunos de los decretos que facilitaron unas maniobras contables para maquillar los resultados del Gobierno en los últimos dos años.

El presidente de la Cámara baja, que en diciembre pasado aceptó iniciar el trámite para un juicio político contra Rousseff, se negó sin embargo, en la misma época, a aceptar las acusaciones contra Temer, según dejó sentado el magistrado en su decisión.

Mello explicó que su sentencia “no emite juicios en relación a la conducta del vicepresidente de la República”, pero consideró que Cunha, al rechazar una demanda y aceptar otra, “no atendió la debida formalidad legal”.

Determinó que se instale una comisión especial en la Cámara de Diputados, bajo el mismo molde de la ya designada para analizar las acusaciones contra Rousseff, pero centrada en el caso del vicepresidente.

Temer, primero en la línea de sucesión y quien asumiría el poder en caso de que Rousseff sea destituida, rompió las relaciones con la mandataria, sobre todo después de que el Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), que él preside, anunció la semana pasada su ruptura con el Gobierno.

No obstante, antes de conocerse la decisión del juez del Supremo, Temer anunció que ha decidido tomarse una “licencia” de la presidencia del PMDB, que quedará ahora en manos del senador Romero Jucá, quien se ha posicionado abiertamente a favor de la destitución de Rousseff.

Fuentes cercanas a Temer explicaron que la decisión busca que el partido pueda “defenderse de los ataques” que ha recibido de los sectores oficialistas después de anunciada la ruptura y “evitar” que el vicepresidente “entre directamente en ese debate”.

AMN.MX/dsc

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *