fbpx

CHILPANCINGO, GRO., 12 de noviembre (Al Momento Noticias).- Al menos ocho estudiantes permanecen hospitalizados por tener heridas de gravedad, luego del enfrentamiento entre policías de Guerrero y estudiantes de Ayotzinapa, sobre la carretera libramiento a Tixtla.

El choque ocurrió alrededor de las 15:30 horas cuando las fuerzas estatales interceptaron dos autobuses en los que se transportaban normalistas que regresaban a su escuela con una pipa de gas que antes habían retenido.

De acuerdo con un comunicado del gobierno de Guerrero, los jóvenes atravesaron la caja de un camión sobre la Autopista del Sol con el fin de evitar ser detenidos, “cuando elementos de seguridad dieron alcance a los normalistas que llevaban secuestrado al camión cisterna y escoltado por los autobuses en donde ellos se trasladaban, lanzaron contra ellos piedras y una granada desde los autobuses, e inclusive con dos de ellos intentaron prensar a las patrullas de la policía”.

Cuando por fin los policías lograron detener a los últimos dos autobuses con el que protegían la huida de los estudiantes que conducían el camión cisterna, solicitaron a los jóvenes que bajaran de las unidades, pero estos no hicieron caso, “ocasionándose una confrontación entre los elementos y los normalistas”, subrayó el gobierno estatal.

Fue necesario emplear gases lacrimógenos, pedretas y toletes y cerca de 20 estudiantes resultaron golpeados, mientras que otros más para librarse de la redada corrieron hacia las faldas de los cerros.

En el sitio 13 normalistas fueron detenidos por los elementos de seguridad, pero más tarde fueron entregados en las oficinas de la Comisión de Derechos Humanos del Estado (CDHE) de Guerrero, para declarar en calidad de testigos. De igual forma se logró la recuperación de ocho autobuses en los que aproximadamente 130 estudiantes de rural de Ayotzinapa se transportaban.

Según la denuncia de algunos de los jóvenes estudiantes, el incidente es la primera acción que ordenan el actual gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo Flores, y su secretario de Gobierno, Florencio Salazar Adame.

Respecto a los rumores de posibles estudiante normalistas desaparecidos, el secretario de Gobierno remarcó que tal situación no existe, ya que, los detenidos “fueron entregados inmediatamente a la Comisión Estatal de Derechos Humanos, solamente ocho muchachos resultaron lesionados, no hay un solo desaparecido, la policía tuvo que actuar porque los normalistas fueron sorprendidos en flagrancia cuando se apoderaron de un vehículo que portaba 34 mil litros de combustible”.

Por su parte, el mandatario estatal pidió a los normalistas no seguir provocando acciones como las registradas el miércoles y aseguró que “si necesitan cinco camiones, yo se los consigo, si quieren gasolina también se las proporcionamos”.

Sostuvo que los estudiantes deben confiar en él, ya que se encuentra en la mejor disposición para el diálogo, “no debemos seguir en la confrontación, si ellos quieren hacer una manifestación el gobernador del estado no tiene ningún problema en tratar de conseguir los camiones, siempre y cuando la manifestación sea la correcta. El gobierno no es enemigo de los jóvenes de Ayotzinapa, y los jóvenes de Ayotzinapa no son enemigos del gobierno”.

AMN.MX/fh/bhr

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *