martes, junio 25, 2024

NOTITAS AL PASTOR: La “caballada presidencial” del PRI esta flaca y muy desnutrida IX

Erasmo Fernández de Mendoza

 

Y CONTINUAMOS CON el análisis de los aspirantes—suspirantes a la candidatura del PRI del 2018, estando enfocados ahora al recuento de cómo “EL TAPADO” ha sido el triunfador sobre el aparentemente “SEGURO” candidato en 7 de las 11 ocasiones en las que el PNR-PRM-PRI ha postulado a un abanderado a la Presidencia de la República: …EN LAS ELECCIONES de 1958 “EL TAPADO” paso a una categoría superior ya que en esa ocasión se convirtió en un “SUPERTAPADO” porque el precandidato que se consideraba que tenía completamente segura la postulación del PRI era el secretario de Agricultura, Gilberto Flores Muñoz, un hombre violento con una gran personalidad y presencia física –quien al final de su vida fue…¡ASESINADO A MACHETAZOS POR SU NIETO! JUNTO CON SU ESPOSA LA AFAMADA PINTORA MARIA ASUNCIÓN IZQUIERDO–. Flores Muñoz era muy estimado por el presidente Adolfo Ruiz Cortines, quien le decía “POLLO” y en múltples ocasiones le dio muestras de ello: En una de ellas a mediados de 1957 y cuando faltaba poco tiempo para que se “destapara” el candidato presidencial del PRI, estando Ruiz Cortines de gira de trabajo por Yucatán, inauguró un hermoso monumento a la bandera en semicírculo al que se llegaba por unas breves escaleras las que subió el presidente acompañado por el gobernador Víctor Mena Palomo, con quien subió la escalinata para develar la placa alusiva, mientras que todos los miembros de su Gabinete Presidencial que lo acompañaban permanecieron abajo. En eso, ARC buscó con la mirada al secretario de Agricultura Gilberto Flores Muñoz al que al localizarlo le dijo: “Pollo: venga usted con el gobernador y conmigo aquí arriba porque a partir de ahora usted debe de salir en todas las fotos de mis

giras”. Todo mundo se quedó de una pieza mientras que Flores Muñoz, con una gran sonrisa, de una zancada se puso al lado del presidente y del gobernador de Yucatán; en esos días, Flores Muñoz, en su calidad de secretario de Agricultura, fue al despacho presidencial para su habitual acuerdo de trabajo. Ya estando frente a Ruiz Cortines, escuchó unas palabras que le sonaron a música celestial: “Pollo: deje usted todos sus documentos de Agricultura y mándeme mejor al subsecretario Jesús Merino Fernández para el acuerdo de rutina y PLATIQUEME USTED, ¿CÓMO VA SU PRECANDIDATURA? ¿ESTA USTED RECIBIENDO MUCHAS ADHESIONES?”. Extasiado de felicidad, Flores Muñoz le contó al presidente que habían llegado ya al PRI, “MILES DE TELEGRAMAS” y durante un rato el presidente de México y su titular de Agricultura estuvieron hablando del “FUTURO”…YA ESTANDO MUY cercana la fecha del “DESTAPE” del candidato presidencial del PRI de 1957, la primera dama, María Izaguirre de Ruiz Cortines, invitó a una comida en los jardines de Los Pinos a las esposas de todos los secretarios de estado de su marido don Adolfo. La primera dama y la esposa del secretario de Agricultura quedaron sentadas en mesas separadas muy distante una de otra, por lo que doña María Izaguirre se paró y fue hasta la mesa en la que estaba sentada doña María Asunción y le dijo en voz alta para que la oyeran todas las invitadas: “Venga usted, tocaya  a sentarse junto a mí. Usted se debe de irse acostumbrando ya al papel de primera dama”…ANTE ESTAS MUESTRAS de afecto que don Gilberto y su esposa María Asunción recibían constantemente ni ellos ni nadie en el mundillo político nacional de entonces, dudaban que Flores Muñoz era “EL BUENO” y que sería el sucesor de don Adolfo. Pero ni Flores Muñoz ni nadie contaban con “EL TAPADO”: En esas mismas fechas de gran efervescencia política, el presidente del Comité Ejecutivo Nacional del PRI, el general Agustín Olachea Avilés, fue llamado al despacho del presidente Ruiz Cortines, “PARA ANALIZAR LA POSTULACIÓN PRESIDENCIAL QUE YA SE AVECINABA”. Al llegar el militar ante don Adolfo, éste le dijo: “¿Qué noticias me trae usted de los candidatos a sucederme?” y entonces  Olachea sacó una lista de su portafolios y empezó a desgranar los nombres de los “POSIBLES PRESIDENCIABLES”: “Ernesto P. Uruchurtu, jefe del Gobierno del Distrito Federal”, a lo que respondió Ruiz Cortines: “Sería muy buen presidente…los primeros 18 años. Otro”; “Ángel Carvajal, secretario de Gobernación”, pronunció el general. “México no soportaría bailar la bamba 6 años más”

–Carvajal era veracruzano como Miguel Alemán y Ruiz Cortines–, respondió el presidente. “Antonio Carrillo Flores, secretario de Hacienda”, continuo el presidente del PRI y don Adolfo añadió: “Las finanzas no se llevan con la política”. “José Angel Ceniceros, secretario de Educación Pública” dijo Olachea y ARC sólo le contestó:

“No”. El general siguió leyendo la lista: “Ignacio Morones Prieto, secretario de Salubridad” y don Adolfo afirmó: “Muy buen médico. Punto”. Olachea había dejado a propósito hasta el final al “Favorito”, diciendo entonces: “Gilberto Flores Muñoz, secretario de Agricultura y Ganadería, a favor de quien hemos recibido en las oficinas del PRI miles de telegramas y llamadas apoyándolo”. La mirada del colmilludo don Adolfo se animo y con voz más fuerte sentenció: “’El polllo’ sería muy buen candidato” y de inmediato se paró de la mesa dando por terminado el somero “Análisis de los presidenciables”,  exclamando: “Bueno mi general, seguiremos con este asunto dentro de unos días. Yo lo llamaré”. Olachea se despidió y cuando estaba a punto de llegar a la puerta el presidente le preguntó: “¿Y qué me dice usted general, del secretario del Trabajo, Adolfo López Mateos?” y Olachea afirmó: “Lo que sucede don Adolfo, es que López Mateos no tiene experiencia política ni nadie se ha manifestado por su candidatura. Por eso no se lo mencioné”. Ruiz Cortines se quedó unos momentos pensando y con un tono de voz medio indiferente, le ordenó a Olachea: “No importa general, investígueme más del secretario del Trabajo y me lo hace saber en la próxima reunión”. El líder aparente del PRI se fue de inmediato. Pasaron 10 días y Olachea fue llamado nuevamente al despacho presidencial “para continuar con el análisis de los presidenciables del PRI”. Ya estando frente a frente y sin más preámbulos, don Adolfo interrogó al general: “¿Qué noticias me trae usted del joven secretario del Trabajo?” a lo que el militar respondió: “No mucho señor, porque ya le dije a usted la vez pasada que López Mateos no tiene antecedentes políticos y aparentemente ni siquiera cuenta con partidarios” y entonces levantándose bruscamente de su asiento, don Adolfo le ordenó enérgicamente a Olachea: “No importa don Agustín. Adolfo López Mateos es ‘El bueno’ y por ahí nos vamos a ir. ¡Destápenlo de inmediato!”. El general Olachea sintió que una súbita oleada de calor subía a su cabeza –según nos lo contó años después en su casa ya retirado de la  política a don Regino Hernández Llergo y a mí— y hasta sintió un ligero mareo por la enorme sorpresa de que López Mateos sería el candidato presidencial del PRI en lugar del FAVORITAZO de todos, Gilberto Flores Muñoz…ASÍ, UN “SUPERTAPADO”, Adolfo López Mateos, derrotó en toda la línea al precandidato más visto y apoyado por todo mundo, Gilberto Flores Muñoz…¿SUCEDERÁ LO MISMO ahora con José Antonio Meade Kuribreña? ¡Sólo Enrique Peña Nieto lo sabe a ciencia cierta! ¡Veremos y diremos!… (CONTINUARA)

 

efmpol@hotmail.com

Artículos relacionados