fbpx

CIUDAD DE MÉXICO, 28 de diciembre (AlmomentoMX).- Para que México cuente con una industria automotriz fuerte, es necesario generar el capital humano de calidad que requiere este sector y así avanzar en su competitividad, pues el nivel técnico de los jóvenes egresados de ingeniería y carreras técnicas es insuficiente y es el principal “cuello de botella” que enfrenta esta industria, así lo planteó Oscar Albín Santos, presidente ejecutivo de la Industria Nacional de Autopartes (INA) a diputados de la Comisión Especial de la Industria Automotriz.

El consolidar las acciones pertinentes con el Consejo Nacional de Productividad y las secretarías de Hacienda y Crédito Público, de Educación Pública y de Economía, es de suma importancia, pues ello significaría el mejoramiento de los planes de enseñanza de los tecnológicos regionales y los Conalep (Colegio Nacional de Educación Profesional Técnica) lo cual vendría a beneficiar a los estudiantes quienes se incorporaría más rápido a la cadena productiva nacional.

En esta reunión de trabajo, el dirigente de la INA indicó que sólo la industria de autopartes está formada por mil 400 fábricas en todo el país;  hasta en Yucatán existen compañías de esta rama, generando 750 mil empleos directos.

Fausto Cuevas, director general de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), resaltó el impacto general de esta industria en la economía y recomendó que el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) difunda el dinamismo del sector y su participación en el PIB; las actividades de las plantas de ensamble y la fabricación de partes y componentes, así como el impacto en la generación de empleo.

Refirió que la industria automotriz representa una cadena productiva y comercial desde la matriz de insumo-producto, la cual impacta en más de 157 actividades económicas: 84 industriales y 73 se vinculan con el comercio y servicios. “Eso la hace realmente relevante”, sostuvo.

La comisión especial pugnará por el fortalecimiento del mercado interno, mediante el aumento anual de la deducibilidad, para que realmente se vuelva un incentivo fiscal en la renovación de las flotillas.

Se entiende la relevancia del sector automotriz que ha crecido y es representativo en muchos estados, como en Guanajuato, donde significa más del 20 por ciento del PIB regional, el cual dejo atrás a la industria cuero-calzado y servicios.

AMN.MX/kica

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *