fbpx Niega INAH haber autorizado demolición de casa porfiriana en la Cuauhtémoc
l
Según José Alfonso Suárez del Real, solo quedó en pie el “cascarón”

CIUDAD DE MÉXICO, 9 de septiembre (Al Momento Noticias).- El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) negó haber autorizado la demolición de la supuesta casa del yerno de Porfirio Díaz (1830-1915), Ignacio de la Torre (1866-1918), ubicada en la calle de Florencia 11, en la delegación Cuauhtémoc de la Ciudad de México.

La dependencia señaló en un comunicado que ese inmueble no está considerado monumento histórico y no se encuentra dentro del polígono de protección de la Zona de Monumentos Históricos de la delegación Cuauhtémoc.

“Tampoco es colindante a un monumento histórico, razones que impiden que el INAH ejerza acciones de protección sobre dicho inmueble en el marco de la Ley Federal sobre Monumentos y Zonas Arqueológicos, Artísticos e Históricos”, mencionó.

Asimismo, el instituto aseguró que nunca recibió una solicitud por parte del propietario para intervenir en dicho inmueble, ni emitió autorización para su demolición.

La casa de referencia es un ejemplo de la arquitectura ecléctica que se generó en el Porfiriato, datada en la segunda década del siglo XX y tiene valor patrimonial, por lo que se encuentra incluida en el Catálogo Nacional de Inmuebles con Valor Artístico, del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA).

Según una nota publicada el lunes por el periódico La Jornada, la madrugada del sábado fue demolido el interior de la que fuera casa del yerno de Porfirio Díaz, Ignacio de la Torre, y de la ex princesa de Mónaco, Susana de la Torre y Mier.

José Alfonso Suárez del Real, diputado local electo por Morena, la demolición se llevó a cabo con una licencia de construcción de un tapial y con una dirección diferente de donde se realizan las obras.

“Se destruyó el porche, una escalera de dos aguas, el vestíbulo principal y el despacho, dejando solo unas habitaciones y la fachada, es decir: el cascarón”, detalló el legislador electo.

Agregó que el uso de documentos presuntamente apócrifos permitió que el INAH autorizara la demolición, al no estar catalogado el inmueble ubicado en la Zona Rosa.

Sin embargo, este miércoles el INAH negó haber dado dicha autorización.

 

AMN.MX/bhr

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *