fbpx "Ni pío" de autoridades tras supuesta muerte de "El Azul" | Almomento | Noticias, información nacional e internacional
l
Formaba parte de la estructura criminal del Cártel de Sinaloa al lado de “El Chapo” Guzmán

CIUDAD DE MÉXICO, 9 de junio (Al Momento Noticias).- Según información publicada este fin de semana por el semanario RíoDoce de Culiacán, Sinaloa, Juan José Esparragoza Moreno, alias “El Azul”, habría muerto el sábado pasado de un infarto, cuando convalecía de un accidente.

Según el semanario, dicha información trascendió de fuentes policíacas extraoficiales y fue confirmada por personas cercanas a la familia del narcotraficante.

Sin embargo, su eventual fallecimiento no ha sido confirmado por fuentes oficiales ni de Sinaloa ni federales, aunque la mañana de este lunes, el periodista Carlos Loret de Mola señaló a través de su cuenta de Twitter @CarlosLoret que fuentes de la DEA le informaron que “El Azul” murió desde el pasado viernes.

“Fuentes de la DEA me dicen que saben que Juan José Esparragoza El Azul murió de un infarto el viernes y fue enterrado el sábado en Sinaloa”.

Los informes recibidos por RíoDoce establecen que “El Azul” tuvo un accidente hace unos 15 días, del cual salió con una lesión en la columna vertebral. Según unas fuentes el líder del Cártel de Sinaloa falleció en el Distrito Federal y otras señalan que en Guadalajara, Jalisco.

En el portal de RíoDoce se señala que Esparragoza Moreno quiso levantarse de su cama y que fue en ese momento que sufrió el infarto.

La información del deceso, destaca se ha mantenido en completo hermetismo por familiares y amigos, pero trascendió que los restos del capo de Badiraguato ya fueron cremados y que sus cenizas serían trasladadas a Culiacán en los próximos días.

“El Azul”, originario de Huixiopa, Badiraguato, tenía 65 años cumplido y se mantuvo durante más de 40 años en el mundo del narcotráfico, ocupando desde hace lustros un papel preponderante en los destinos del Cártel de Sinaloa.

Estuvo bajo la tutela de Juan José Quintero Payán, fue contemporáneo de Ernesto Fonseca Carrillo, “Don Neto”, preso en un penal de mediana seguridad de Jalisco, y ya conocía el negocio de las drogas cuando se incorporaron a esta actividad  Miguel Félix Gallardo y Rafael Caro Quintero.

También trabajó junto a Pedro Avilés, el “León de la sierra”, asesinado por la extinta Dirección Federal de Seguridad el 15 de septiembre de 19798, cerca de Tepuche, Culiacán.

Se le señalaba como el hombre que tenía “a los políticos en su bolsa”. Era una leyenda dentro del mundo del narcotráfico. Discreto y escurridizo, se mantuvo lejos de los reflectores y de las acciones de la justicia.

Durante un tiempo fue considerado por el Buró Federal de Investigaciones (FBI), como el segundo criminal internacional más buscado en 2005, solamente detrás del terrorista Osama Bin Laden, aunque luego dejó de ser mencionado en los círculos policíacos de Estados Unidos.

Fue hasta hace unos meses que “El Azul” volvió a ser blanco de las medidas financieras, policíacas y mediáticas de los Estados Unidos, en octubre de 2013, el gobierno cerró la llave a los recursos del Cártel de Sinaloa, señaló a una empresa relacionada con Juan José Esparragoza Moreno como lavadora de dinero y a los yernos de éste como sus colaboradores.

Desde hace varios años, la Drug Enforcement Administration (DEA) ofrece 5 millones de dólares por su cabeza.

AMN.MX/bhr

 

 

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *