fbpx
Peter Brabeck-Letmathe
Peter Brabeck-Letmathe

CIUDAD DE MÉXICO, 2 de marzo (Al Momento Noticias).- De acuerdo al presidente de la fábrica de alimentos Nestlé, Peter Brabeck-Letmathe, el agua es un producto que debe ser comercializado y su precio debe depender de la cantidad que se consuma.

Aseguró que las grandes empresas del mundo deben privatizar el agua del planeta y comercializarla.

Señaló que la población no debería disfrutar de ella si no la paga y “cuanto más agua consumas, mayor debe ser el precio”.

Según Corporate Watch, una organización de investigación sin fines de lucro, Nestlé tiene inmensas ganancias por la venta de botellas de agua, lo cual causa graves daños al medio ambiente. “La producción de agua mineral Nestlé implica un abuso de los recursos hídricos vulnerables. En la región de Serra da Mantiqueira de Brasil, el bombeo excesivo ha provocado daños y agotamiento a largo plazo”.

No es la primera vez que Brabeck-Letmathe hace esta polémica declaración. Además, el encargado del mayor fabricante de productos alimenticios del mundo también defendió la seguridad de los productos químicos de Monsanto y aseguró que nunca ha habido “enfermedad alguna” causada por el consumo de organismos genéticamente modificados.

Natural Society, una organización informativa sobre salud, afirmó que Monsanto “está trabajando duro para asegurarse de afianzar su monopolio sobre nuestros cultivos básicos y más allá”.

Peter Brabeck dice que con el aumento de la población mundial el agua ya no es un derecho público, sino un recurso que debe ser administrado por hombres de negocios.

Nestlé, que notificó a finales de octubre el envío de hordas de “guerreros de Internet” para defender la empresa y sus acciones en línea, defiende la postura de Monsanto y su “seguridad comprobada”.

No en vano, Peter Brabeck-Letmathe, admite que su idea sobre la privatización del agua es muy similar a la de los transgénicos de Monsanto. En una entrevista Brabeck-Letmathe afirmó que nunca ha habido “enfermedad alguna” causada por el consumo de organismos genéticamente modificados, según Anthony Gucciardi, comentarista del portal NaturalSociety.

Gucciardi recuerda que el gigante Nestlé es una empresa que extrae el agua subterránea para algunos de sus productos, destruyendo por completo el suministro en zonas rurales sin compensación alguna.

Como informó Corporate Watch, Nestlé y su exconsejero delegado tienen un largo historial de desprecio a la salud pública y de abuso del medio ambiente pese a tener ganancias anuales del orden de 35 millones de dólares por la venta de botellas de agua. “La producción de agua mineral Nestlé implica un abuso de los recursos hídricos vulnerables. En la región de Serra da Mantiqueira de Brasil, el bombeo excesivo ha provocado daños y agotamiento a largo plazo”, asegura Corporate Watch.

“¿Entonces, es el agua un derecho humano, o debe ser propiedad de grandes corporaciones? Bueno, si el agua no es de todos, entonces tal vez el aire deba ser propiedad de grandes corporaciones también. Y en cuanto a los cultivos, Monsanto ya está trabajando duro para asegurarse de afianzar su monopolio sobre nuestros cultivos básicos y más allá”, afirma NaturalSociety.

AMN.MX/fm

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *