fbpx
Es apoyada por una mujer policía
Es apoyada por una mujer policía

CIUDAD DE MÉXICO, 3 de junio (Al Momento Noticias).- La Policía Angélica Isabel Torres Damián, adscrita a la Unidad de Protección Ciudadana (UPC) Buenavista, ayudó a dar a luz a una mujer en el interior de la estación del Tren Suburbano Buenavista.

Sus conocimientos en primeros auxilios y su compromiso como servidora pública, fueron clave para que el bebé naciera en perfecto estado de salud.

La uniformada recién comenzaba sus labores de seguridad y vigilancia cuando recibió la emergencia de que en dicha estación estaba por arribar un tren en el que viajaba una mujer embarazada próxima a dar a luz, por lo que acudió rápidamente al lugar para atender la situación.

Efectivamente, del convoy descendió Marisela Martínez Hernández, de 31 años, quien comentó que se dirigía a aliviarse un hospital de la Ciudad de México, pues estaba en el término de 38 semanas de gestación, pero en el traslado comenzó con las labores de parto.

La policía Angélica Isabel y personal de seguridad de la estación condujeron a la mujer  hacía  una pequeña sala de la estación que cuenta con una cama, en la que acomodaron  a la parturienta en  espera del arribo de una ambulancia, pero cada vez los dolores y las contracciones se incrementaban.

En el lapso de espera, trataban de calmar a la mujer, sin embargo llegó el momento en que se le rompió la fuente y ante ello la mujer policía decidió asistirla, ya que  el alumbramiento era inminente.

En pocos minutos desvistió a la madre y colocó el  pantalón debajo de la cadera, para recibir de mejor forma al bebé, mientras un familiar de la misma le ayudaba a limpiarla. En pocos minutos, llegó un varoncito que nació en perfecto estado de salud.

El resto del trabajo de parto lo culminaron paramédicos de la ambulancia A80-76 del Escuadrón de Rescate y Urgencias Médicas (ERUM), quienes valoraron a madre e hijo y posteriormente los trasladaron al hospital Álvaro Obregón para recibir una atención más  integral.

Cabe resaltar que la madre es esposa de un elemento de la Policía Bancaria e Industrial (PBI), adscrito al Sector “F”, quien se encontraba de servicio.

Una vez concluida su intervención en este singular suceso, la uniformada regresó a sus labores de seguridad en las calles, con la satisfacción y gusto de haber sido parte de un hecho de vida, con la idea en mente como de manera paradójica  ella sale a diario a arriesgar la suya por los ciudadanos.

AMN.MX/fm

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *