fbpx

mossack_fonseca_perfilPANAMÁ, 04 de abril (Al Momento Noticias) .- La firma panameña de abogados Mossack Fonseca, presuntamente involucrada en crear redes secretas para manejar miles de millones de dólares en bancos y compañías fantasmas en todo el mundo, negó tener cualquier vinculación con la actividad de sus clientes.

Una filtración de documentos publicada el domingo expuso los activos financieros de presidentes y personalidades de todo el mundo en paraísos fiscales, una lista que menciona a jefes de Estado en ejercicio y retirados, políticos, deportistas y figuras públicas.

La investigación denominada Papeles de Panamá, basada en millones de documentos de Mossack Fonseca, un bufete de Panamá dedicado a crear sociedades en paraísos fiscales, reveló un entramado de lavado de dinero en el que participan también empresarios, actores y artistas de prestigio mundial.

Ramón Fonseca Mora, socio de Mossack Fonseca, recordó que el bufete tiene 40 años de ejercicio legal y que tras haber creado 240 mil estructuras jurídicas en ese período jamás ha enfrentado acusaciones formales por ningún delito, porque su labor es legal y no se asocia con la actividad de sus clientes.

“Todos esos nombres que aparecen ahí, jugadores de futbol, inclusive mafiosos, todos esos no son clientes nuestros, son clientes de intermediarios, de bancos que les metieron un gol, seguro, compraron una sociedad nuestra, la vendieron, y las usaron esos señores para quién sabe qué”, dijo.

Fonseca Mora, ligado al partido de gobierno en Panamá, aseguró que el “99 por ciento de sus clientes son intermediarios que revenden los productos de Mossack Fonseca a sus clientes finales, muchos de estos involucrados en los presuntos delitos revelados por la filtración.

“En esta trama han intentado hacer ver que los clientes finales, los actos finales, fueron fraguados por nosotros, lo cual es sumamente injusto, y, diría yo, hasta ilegal”, sostuvo el socio de Mossack Fonseca, citado por el diario La Prensa de Panamá.

“Si un carro atropella a una persona, la fábrica del carro no es culpable”, ejemplificó.

Por su parte, el presidente panameño, Juan Carlos Varela, advirtió que mantendrá una política de “cero tolerancia” con la actividad delictiva.

“El gobierno de Panamá lidera una política de cero tolerancia ante cualquier aspecto de su sistema legal o financiero que no se maneje con altos niveles de transparencia”, indicó.

Varela aseguró en un comunicado que su gobierno cooperará vigorosamente con cualquier solicitud o asistencia que sea necesaria en caso de que se desarrolle algún proceso judicial.

Sin embargo, la Fiscalía General de Panamá anunció que investigará a Mossack Fonseca, una firma con operaciones en 27 países que habría desarrollado una estructura para permitir que miles de empresas e individuos le perdieran el rastro a sus negocios y a sus ganancias y eludieran el pago de impuestos.

En un comunicado, la Procuraduría General de la Nación informó sobre la apertura de una investigación tras conocer la filtración conocida como Papeles de Panamá, sin detallar casos específicos.

De acuerdo con el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ), la filtración incluye 11.5 millones de documentos del bufete panameño, con información de más de 214 mil empresas con ventajas fiscales en más de 200 países y territorios.

AMN.MX/rr

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *