fbpx

 

CIUDAD DE MÉXICO, 18 de diciembre, (AlmomentoMX).- La organización del Movimiento en Defensa de la Vida y el Territorio (MODEVITE) se solidarizó con los pobladores que se encuentran desplazados a raíz de un conflicto agrario entre las comunidades de Chalchihuitán y Chenalhó.

El enfrentamiento se remonta 40 años atrás por los límites que hizo la entonces llamada Secretaría de la Reforma Agraria, pero que son límites mal puestos, mal colocados, que han provocado mucha división y enfrentamiento entre los propios indígenas.

Este problema ha desencadenado en los últimos meses en una ola de violencia que ha provocado balaceras, quema de casas y robo, y la muerte de cuatro niños y dos adultos por frío y hambre.

Los pobladores en conflicto aseguran que el problema se ha agravado porque la alcaldesa de Chenalhó Rosa Pérez Pérez trabaja con grupos paramilitares.

La alcaldesa fue impuesta por Manuel Velasco Coello para tener el control en la región. De tal forma que el acuerdo comunitario de elección se violó, ya que Rosa Pérez fue puesta “desde arriba”.

Supuestamente Rosa Pérez  “ganó” la elección para la presidencia municipal, contrariando el acuerdo comunitario.

La pugna por el poder entre Rosa Pérez y Miguel Santíz, ha provocado la presencia de grupos armados  encontrados, lo que ha provocado que los pobladores tanto de Chenalhó como de Chalchihuitán (quienes están en medio de la discusión postelectoral) tengan que desplazarse hacia las montañas.

Se tienen registrados diversos enfrentamientos violentos como el del 18 de octubre cuando fue asesinada a tiros una persona originaria de la comunidad de Canalumtic, en municipio de Chalchihuitán. A los pocos días el 29 de octubre fue herido a balazos, Sebastián Ruiz Ruiz, originario de Chenalhó.

A propósito de estos eventos el Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas A.C (Frayba), urgió al Estado mexicano que atienda de manera pronta y expedita la situación que prevalece entre pobladores de Chenalhó y Chalchihuitán, la cual se ha tornado en hechos de violencia generalizada y que puede suceder mayores violaciones a derechos humanos.

Por esta situación de violencia generalizada, los pobladores se han retirado a vivir al monte, y viven de lo poco que llevaron, se ha dicho que ya no tienen nada que comer, además del frío intenso que recrudece la situación para los 5,000 desplazados en los Altos de Chiapas.

Los pobladores no pueden regresar ya que argumentan que se viven balaceras frecuentes, por lo que únicamente se encuentran seguros a salto de mata.

Ante esta crítica situación, en la cual el Estado Mexicano no ha dado solución, además de la presencia de grupos armados que ya controlan este territorio, MODEVITE exige que se ejecuten acciones por parte de las autoridades competentes para reestablecer la paz en esta región chiapaneca que históricamente ha estado en disputa.

Para MODEVITE que el gobierno no acelere las acciones de pacificación, quiere decir que son cómplices del conflicto, de la violencia y la muerte de los chiapanecos en conflicto.

Este grupo también hizo un llamado a las personas que se encuentran en medio de este problema para que ya no violente más la región y al contrario encuentren vías de pacificación para que los desplazados puedan regresar a sus casas ya que de lo contrario seguirán habitando de manera incierta las montañas en donde las condiciones de vida no aseguran su sobrevivencia.

AM.MX/dss

Comentarios

comentarios