fbpx

TOKIO,  26 de abril (Al Momento Noticias).- Mitsubishi Motors reconoció que cometió irregularidades en la medición del consumo de combustible de sus vehículos desde hace 25 años, lo que eleva el alcance del escándalo sobre el falseo de datos de este tipo para varios de sus modelos.

Tetsuro Aikawal, presidente del fabricante nipón de vehículos Mitsubishi Motors Foto: EFE
Tetsuro Aikawal, presidente del fabricante nipón de vehículos Mitsubishi Motors
Foto: EFE

El fabricante nipón ha perdido la mitad de su valor de mercado –cerca de 3 mil 900 millones de dólares– desde que admitió la semana pasada que exageró el ahorro de combustible de cuatro modelos doméstico de sus vehículos, incluyendo dos producidos por Nissan Motor.

“Es un grave problema que podría poner en peligro la supervivencia de nuestra empresa”, admitió Tetsuro Aikawa, presidente del fabricante de automóviles, este martes en conferencia de prensa.

Indicó que la empresa carece de la capacidad para corregir sus errores, pero que un panel independiente estudiará el problema e informará de sus resultados dentro de tres meses.

Mitsubishi presentó un informe sobre la manipulación de datos al Ministerio japonés de Tierra, Infraestructura, Transporte y Turismo, en el cual precisa que el método de prueba usado es el aprobado en Estados Unidos, pero éste incumple con los estándares japoneses.

El estándar estadounidense tiene más en cuenta la conducción en autopista, por lo que no se ajusta a la normativa nipona, centrada en el rendimiento del vehículo en un entorno urbano.

“No estamos seguros de si eran conscientes de que era el método equivocado. Cuando empezó, podrían haber pensado que era correcto, y después se transmitió, por lo que es posible que lo hicieron sin cuestionar el por qué”, sostuvo Alkawa.

La información que la empresa remitió a las autoridades niponas y con la que se vendieron los modelos señalaba que éstos podían recorrer 29.2 kilómetros por litro de combustible, en lugar de los 26.4 kilómetros reales.

Alkawa precisó que la compañía desconoce por ahora el total de modelos afectados, así como cuántos vehículos fueron comercializados con datos irregulares y los “motivos” de la manipulación.

Por su parte, el Gobierno nipón ha puesto en marcha una comisión de investigación para examinar los métodos empleados por Mitsubishi y otros fabricantes para medir el consumo de sus vehículos.

“Se trata de un asunto muy grave que debe ser indagado. Necesitamos determinar quién es responsable de la falsificación para asegurarnos de que esto no vuelva a suceder”, declaró el ministro nipón de Transporte, Keiichi Ishii.

Los nuevos detalles se revelaron una semana después de que Mitsubishi reconociera que modificó la presión del aire de los neumáticos durante las pruebas de consumo de combustible de unas 625 mil unidades vendidas en Japón de los modelos ek Wagon, ek Space, Dayz y Dayz Roox (estos dos últimos comercializados por Nissan).

El escándalo pone en entredicho el futuro de la compañía debido al volumen de las posibles indemnizaciones que tendrá que pagar a conductores y a Nissan, e incluso al Gobierno, debido a las ayudas públicas que Mitsubishi recibió vinculadas con sus datos de eficiencia energética.

Tras los nuevos detalles sobre el caso, la compañía cayó por quinto día consecutivo en la Bolsa de Tokio y cerró con unas pérdidas de un 9.58 por ciento, con lo que acumula ya un desplome de casi la mitad de su valor de mercado desde el pasado día 20.

AMN.MX/dsc

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *