sábado, abril 20, 2024

México, cuarto país de América Latina con menor brecha de género

CIUDAD DE MÉXICO.- La democracia sustancial no implica sólo realizar elecciones libres, auténticas, genuinas y periódicas, sino también el diseño de políticas públicas de gobiernos legítimamente electos, que conserven y mantengan mecanismos democráticos para los procesos electorales y para la conservación de un régimen de pesos y contrapesos, tanto institucionales como sociales, sostuvo Martín Faz Mora, consejero del Instituto Nacional Electoral (INE).

Durante la Presentación Nacional del Índice de Desarrollo Democrático de México (IDD-MEX) 2023, el también presidente de la Comisión de Capacitación y Organización Electoral aseveró que en este se destaca el hecho histórico de que el promedio nacional se incrementó sustancialmente en comparación con años anteriores, registrando un promedio de 5,594 puntos en las 32 entidades.

Sin embargo, acotó, esa evolución positiva no es aplicable a todos los estados del país, ni a todas las condiciones que favorecen el desarrollo democrático en un territorio específico.

Ante asistentes virtuales de organizaciones de la sociedad civil y empresariales, de los denominados think-tanks (centros de estudios públicos) y consejos industriales, así como funcionarios públicos de los tres niveles de gobierno, indicó que, si bien se pueden celebrar los avances en participación ciudadana y elecciones regulares, “no podemos ignorar los desafíos persistentes: el clientelismo de la función pública, la corrupción, la violencia política y social y la polarización”, lo cual se debe abordar con urgencia para preservar la integridad de la democracia.

Al hacer un llamado imperativo a comprender la realidad actual y para rediseñar la sociedad de manera creativa, Faz Mora señaló que el repunte en el IDD-MEX es “un indicador positivo que parece sugerir el inicio de una etapa de crecimiento para el desarrollo democrático en México”, por lo que instó “a mantener el compromiso con la democracia, a fomentar el diálogo constructivo y a trabajar juntos para construir un futuro más democrático y próspero para todas y todos los mexicanos”.

En su oportunidad, María Elena Cornejo Esparza, directora ejecutiva de Capacitación Electoral y Educación Cívica, refirió que cada indicador y cada dimensión evaluada en el IDD-MEX “son manifestaciones de nuestra voluntad colectiva por construir una sociedad más justa, participativa e inclusiva”.

Además, agregó, proporciona “una radiografía detallada de la salud de nuestra democracia y nos dota de las herramientas necesarias para identificar áreas de mejoras”, a fin de promover políticas que impulsen un desarrollo más equitativo y sostenible en México.
Del mismo modo, continuó, es un llamado a la acción, para invitar a la ciudadanía, organizaciones de la sociedad civil, gobernantes y medios de comunicación, a utilizar los resultados como insumos para el diálogo constructivo y la generación de programas a largo plazo, que impulsen un desarrollo democrático más sólido y equitativo.

Por ello, exhortó a seguir trabajando juntas y juntos por el bienestar y el progreso del país, porque el IDD-MEX “es un llamado a la acción, una guía que nos orienta hacia un futuro donde la democracia no sólo sea un concepto, sino también una realidad palpable en la vida de cada una de las personas de la ciudadanía mexicana”.
AM.MX/fm

Artículos relacionados