fbpx

LONDRES, 3 de abril (Al Momento Noticias).- El mundo deportivo podría estar ante un nuevo megaescándalo de dopaje, luego de que un médico británico asegurara haber dopado a 150 deportistas de élite de su país durante años, reveló una investigación del periódico The Sunday Times y de la cadena alemana WDR.

Jugadores del Chelsea Foto: AP
Jugadores del Chelsea
Foto: AP

Entre los clientes del galeno habría futbolistas del Arsenal, Chelsea y Leicester, tres equipos punteros de la Premier League, ciclistas del Tour de Francia, boxeadores y tenistas, aseguraron los medios.

Mark Bonar, especialista en ginecología, habría admitido en una cámara oculta haber dopado a 150 deportistas. “Pero ya lo he hecho con muchos deportistas durante años”, se oye decir en la grabación.

La WDR, televisión y radio pública del estado federado alemán Renania del Norte-Westfalia, emitirá hoy un programa con más detalles. También la cadena pública alemana ADR ofrecerá más revelaciones.

El periódico y la cadena citan a Bonar diciendo que trató a futbolistas ingleses y extranjeros. “A uno muy importante le di EPO, testosterona y hormona del crecimiento humano”, dijo.

“Los futbolistas apenas son controlados. Y los jugadores mayores de 30 años tienen que hacer algo, porque de otra manera no pueden competir con los que tienen 18”, añadió el galeno.

Los tres clubes de la Premier League supuestamente implicados rechazaron las acusaciones. “Son falsas y sin fundamento”, señaló el Chelsea en un comunicado, en el que asegura que jamás contrató los servicios Bonar y que no tiene conocimiento de que un jugador del equipo lo hiciera por su cuenta. El Arsenal señaló que siempre acató las reglas de antidopaje.

Por su parte, el gobierno británico anunció que investigará las actividades de la Agencia Antidoping de Reino Unido (UKAD) para ver por qué no actuó contra el doctor.

“He pedido que se inicie de forma urgente una investigación independiente sobre las medidas que adoptaron desde que se tuvo conocimiento por primera vez de estas acusaciones”, dijo el secretario de Reino Unido para Cultura, Medios y Deporte, John Whittingdale.

Según el diario británico y la WDR, la UKAD recibió en 2014 documentos de un deportista en los que se sugerían que Bonar le recetó sustancias prohibidas. El atleta, al parecer, fue suspendido por dopaje y se convirtió después en un confidente.

A través de un comunicado, el jefe de la UKAD, Nicole Sapstead, dijo que en ese momento no pudo actuar contra Bonar porque el médico no tenía relación con el deporte y quedaba fuera de su jurisdicción.

“La UKAD no tuvo otras pruebas para corroborar las acusaciones del deportista”, dijo Sapstead. “La UKAD recomienda que esa información sea enviada, en su caso, al consejo médico general, que tiene el poder para investigar las posible negligencias médicas y actuar en caso de que sea necesario”.

AMN.MX/dsc

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *