fbpx

matar-a-unCIUDAD DE MÉXICO, 5 de diciembre (Almomento.MX).- Matar a un ruiseñor (1960), novela que le dio el premio Pullitzer a Harper Lee, y Las aventuras de Huckleberry Finn (1884), de Mark Twain han sido suprimidas de algunos programas escolares en el condado de Accormack, en Virginia.

Marie Rothstein-Williams, madre de familia, demandó retirar estos libros de los programas escolares. La razón estriba en que, en un momento histórico como el de hoy, el lenguaje que utilizan estas obras legitima su uso. “No discuto que sea una literatura excelente, pero hay tanto insultos racistas y palabras ofensivas que es imposible ignorarlas y ahora mismo ya vivimos en una nación dividida”, declaró Rothstein.

La Coalición Nacional Contra la Censura (NCAC) afirmó que “al evitar la discusión sobre temas polémicos las escuelas un mal servicio a sus estudiantes” y que esta supresión de los libros, aunque sea provisional, es “particularmente atroz”.

 La NCAC enviará una carta a la junta escolar de Virginia en la que argumentará que “cada libro permite a lo0s lectores obtener una comprensión histórica de las relaciones raciales en América, e invita a examinarlas en la actualidad. Aunque resulten incómodos para algunos, los insultos raciales describen la forma realista de la historia Americana y deben ser abordados bajo la guía del maestro”.

Las aventuras de Huckleberry Finn es una de las novelas que más ha sufrido censura. Esta novela, junto con El gran Gatsby de Scott Fitzgerald y  Las uvas de la ira de John Steinbeck son sólo algunas obras que han sido blanco de críticas por las situaciones y el lenguaje que los autores crean y usan.

AM.MX/jrq

Comentarios

comentarios