fbpx

CIUDAD DE MÉXICO, 3 de octubre (AlMomentoMx).— Alrededor de diez mil ciudadanos se manifestaron este miércoles 2 de octubre en la Ciudad de México, en una jornada en la que se estrenó el llamado “Cinturón de paz” de funcionarios desplegados a lo largo de la manifestación; pese a ello, al menos un centenar de encapuchados realizó pintas, rompió vidrios y lanzó petardos, sin que hubiera algún detenido.

De acuerdo con el reporte oficial, 14 personas resultaron lesionadas en medio de las protestas y los hechos violentos que se registraron durante la manifestación que partió de la Plaza de las Tres Culturas y llegó al Zócalo. De los lesionados, 9 son policías y 5 civiles. Tres de los agentes fueron hospitalizados, sin tener heridas graves.

La Secretaría de Seguridad Ciudadana capitalina informó que “detuvo momentáneamente a tres personas que habían tirado petardos a la policía”; sin embargo, “minutos después fueron liberadas ante la mediación de diversas organizaciones de la sociedad civil”.

Cerca de las 17:00 horas comenzaron los reportes sobre pintas en zonas como el edificio del Banco de México y la Plaza Garibaldi. Algunos encapuchados rompieron cristales de negocios. En la calle 5 de mayo explotó un petardo y a una chica se le empezó a quemar el cabello, pero otras personas la ayudaron pronto a apagarlo. En la misma calle, continuaron más explosiones y se lanzaron objetos a policías.

Imagen

La marcha fue encabezada por el Comité del 68, organización integrada por estudiantes sobrevivientes de la matanza. Detrás de ellos iban los padres de los 43 normalistas de Ayotzinapa, así como estudiantes normalistas, bachilleres y universitarios de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), el Instituto Politécnico Nacional; organizaciones feministas y la Universidad Chapingo, entre otros.

La marcha transcurrió en calma sobre el Eje Central, incluso entre aplausos de personas que se acercaban al paso del contingente. En todo el camino se veía la valla formada por integrantes del “Cinturón de Paz”, quienes portaban playera blanca. Se trató de al menos 12 mil servidores públicos y de ciudadanos que decidieron sumarse de forma “voluntaria” a esta estrategia de contención.

 

Tomás Calvo Pliego, coordinador del Gabinete de Seguridad de la Ciudad de México, aseguró en entrevista con El Financiero que los servidores públicos que participaron en el “Cinturón de paz” sí fueron capacitados por la Secretaría de Seguridad, Protección Civil y especialistas en este tipo de movilizaciones sociales, aunque no se detalló en qué forma se hizo.

La administración de Claudia Sheinbaum aseguró que aunque la marcha se desarrolló de forma pacífica, un grupo de encapuchadas se mezcló entre los contingentes, lanzó petardos y rompió vidrios con el objetivo de “provocar un escenario de represión en donde los elementos de la Policía de la Ciudad de México utilizaran la fuerza de forma generalizada contra los asistentes”, pero festejó que eso no ocurrió.

En ese sentido, el Gobierno de la CDMX aseguró que el “Cinturón de paz” permitió “acompañar exitosamente la marcha y contener la violencia, agresiones o provocaciones”. En la iniciativa participaron 12 mil servidores públicos de diversas dependencias del Gobierno capitalino.

También participaron 25 personas de la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México y 15 observadores de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, lo que permitió que la sociedad civil también actuara “de manera responsable ante quienes buscaban los escenarios de violencia”.

TE RECOMENDAMOS: 

Tres lesionados deja la marcha del 2 de octubre

AM.MX/dsc

Comentarios

comentarios

Por Redacción/dsc

Periodista en crecimiento; siempre buscando algo que contar.