fbpx
FOTO: CUARTOSCURO
FOTO: CUARTOSCURO

CIUDAD DE MÉXICO, 20 de noviembre (Al Momento Noticias).- La Secretaría de Hacienda mantuvo sin cambios su perspectiva de crecimiento de la economía mexicana, en un rango de 2 a 2.8%, ante el dato del comportamiento del tercer trimestre dado a conocer por el Instituto Nacional de Geografía y Estadística (Inegi) de 2.6 por ciento.

El subsecretario de Hacienda, Fernando Aportela, dijo que este dato está en línea con las expectativas de la dependencia y demuestra que a pesar del escenario internacional adverso, la economía mexicana muestra un buen comportamiento, principalmente en el consumo interno.

Para 2016, se espera un mayor crecimiento de 2.6 a 3.6%, ante el buen desempeño del consumo interno, estabilidad de la producción petrolera y recuperación de la economía estadounidense.

En conferencia de prensa, resaltó que a pesar a los factores externos, el consumo interno, los bajos niveles de inflación, una mayor inversión y generación de empleos, están abonando al crecimiento de la economía.

En un entorno global complejo y volátil, México se ha diferenciado de otras economías emergentes por el ajuste ordenado frente a las menores expectativas de crecimiento global, la elevada volatilidad de los mercados financieros internacionales y la caída tanto en el precio como en la plataforma de producción de petróleo, afirmo el subsecretario.

Recordó que continuaron revisiones a la baja en las perspectivas de crecimiento para la economía global. El Fondo Monetario Internacional (FMI) redujo su expectativa de crecimiento global para 2015 de 3.5% en abril a 3.3% en julio y a 3.1% en octubre.

Asimismo, dijo, las expectativas de crecimiento para 2015 en las economías emergentes entre abril y octubre se redujeron de 4.3% a 4.0%. La perspectiva de crecimiento para América Latina se redujo en mayor medida, pasando de 0.9% en abril a una contracción de 0.3% en octubre. Persisten riesgos a la baja para estas economías por una recesión más profunda que la anticipada en Rusia y Brasil, y una mayor debilidad del crecimiento en China.

Este mayor ajuste en América Latina se explica principalmente por la reducción en los precios de las materias primas. En particular, la caída del precio internacional del petróleo que se acentuó durante el tercer trimestre, con un precio promedio para el West Texas Intermediate (WTI) de 46.5 dólares por barril, menor al promedio de 53.3 dólares por barril en el primer semestre de 2015.

En el tercer trimestre de 2015, el PIB de Estados Unidos mantuvo un crecimiento moderado después de un débil primer trimestre por factores estacionales y una recuperación en el segundo trimestre. Sin embargo, la producción industrial de Estados Unidos, que tiene una influencia más directa sobre la economía mexicana a través del comercio, sólo ha tenido una recuperación modesta respecto a la contracción que registró en el primer semestre de 2015. El crecimiento pasó de una reducción trimestral anualizada de 2.3% en el segundo trimestre, la mayor caída en la producción industrial de Estados Unidos desde el segundo trimestre de 2009, a un aumento de 2.6% durante el tercer trimestre.

En este contexto, México muestra una economía que continúa creciendo respaldada por sus sólidos fundamentos macroeconómicos y el buen desempeño de su mercado interno.

En conferencia de prensa, el funcionario afirmó que la economía al tercer trimestre de 2015 continúa creciendo más que en el mismo periodo del año pasado, que lo registrado durante el primer semestre del año y que lo esperado por los analistas en sus estimaciones más recientes.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía publicó el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) del tercer trimestre de 2015, que fue de 2.6% en su comparación anual, mientras que el IGAE avanzó 2.9% en septiembre. Estos datos, dijo Aportela, son consistentes con el rango de crecimiento vigente de la SHCP de 2.0% a 2.8% para 2015.

El funcionario puntualizó que el crecimiento de la economía mexicana estuvo impulsado principalmente por el mercado interno. Aseveró que se observa un buen desempeño del consumo en un contexto de baja inflación, reflejado en el crecimiento real anual de 7.3% de las ventas totales de la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD) entre  enero y octubre.

Por otro lado, subrayó, el sector automotriz destaca con una expansión anual de 5.6% en la fabricación de vehículos en los primeros diez meses del año, ubicándose en 2.88 millones de unidades; mientras que las ventas de autos aumentaron 19.6% anual y las exportaciones avanzaron 5.4% en el mismo periodo. La inversión fija bruta tuvo un crecimiento real anual de 5.0% durante el periodo enero-agosto, el mayor crecimiento para este periodo desde 2012.

Para 2016, afirmó, se espera un mayor crecimiento que en 2015 debido a la tendencia de fortalecimiento del mercado interno, la estabilización de la plataforma de producción de petróleo y la aceleración esperada de la economía de Estados Unidos.

El mayor dinamismo del consumo está relacionado con un mejor desempeño de sus principales determinantes, en particular, explicó por la disminución de la tasa de desocupación, que en el periodo enero-septiembre se ubicó en 4.4% de la PEA y se compara con un 5.0% en el mismo periodo de 2014.

La generación de empleos formales. Durante octubre, el crecimiento anual del empleo formal fue de 703 mil plazas (4.1%), el mayor crecimiento anual en términos absolutos para un octubre en los últimos 3 años.

Una inflación que se ubica en mínimos históricos. En octubre, la inflación anual fue de 2.48%.

El incremento real de los salarios contractuales, que en los primeros diez meses del año fue de 1.3 por ciento, el mayor para este periodo desde 2001.

En septiembre, además, se observó una expansión real anual del otorgamiento de crédito de la banca comercial de 10.5%. En particular, el crédito a empresas y personas físicas con actividad empresarial aumentó 14.1% real anual, el mayor crecimiento desde febrero de 2009, mientras que el crédito a la vivienda creció 10.2% real anual, el mayor crecimiento desde junio de 2008.

Un mayor flujo de remesas hacia nuestro país. En septiembre, ingresaron a México 2 mil 60 millones de dólares por concepto de remesas, lo que representa un crecimiento anual del 4.8%.

AMN.MX/fm

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *