fbpx Lourdes Grobet, la lucha libre a través de la fotografía (+Fotos)

CIUDAD DE MÉXICO, 2 de septiembre (Al Momento Noticias).- ¿Es posible fusionar el deporte con el arte?, Lourdes Grobet demuestra que sí, y que de esa relación surgen resultados altamente exitosos.

Conocida como “La hija del Santo”, Grobet ha llevado en imágenes uno de los deportes más populares en México a diversos países; se trata de la lucha libre, manifestación con una arraigada tradición y que conforma, además, un fenómeno social único en el mundo.

“Me dediqué a la fotografía justo por ser un medio masivo (…), para mí la imagen tiene que ser masiva, para todos, nunca me interesó sacar ni fotos bonitas ni bien hechas, ni los lugares comunes”, explicó la primera mujer que se desplazó alrededor de un cuadrilátero con la cámara en mano.

Nacida en la Ciudad de México, Grobet cuenta con raíces artísticas directamente relacionadas con la pintura contemporánea y los planteamientos de Mathias Goeritz sobre la libertad artística.

Desde joven, tuvo un gusto especial por el arte. Ingresó a clases de ballet con Gloria Contreras, al dejar la carrera se dedicó al dibujo; posteriormente entró a la Universidad Iberoamericana, y con Mathias Goeritz como profesor, descubrió que lo suyo no era estar dentro de las aulas, sino fluir artísticamente.

Con un toque único Grobet comenzó a ser fotógrafa por elección, pues así sentía ser libre, sin limitaciones. Pero para completar su pasión recurrió a la lucha libre, un deporte que veía por televisión desde que era pequeña.

Fue un escándalo la primera vez que retrató un cuadrilátero; sin embargo,  ahí fue donde encontró “el verdadero México”, la cultura popular que deseaba reflejar. “Muchas veces no supe quién ganaba la lucha, yo iba en busca de imágenes, no de documentación deportiva, así empecé a tomar fotos de la acción” dijo la fotógrafa.

Sus influencias recaen en el pintor Gilberto Aceves Navarro, el escultor Mathias Goeritz y el luchador Rodolfo Guzmán Huerta, conocido como “El Santo”, personaje que admiraba y por el cual recibió el apodo de “La hija del Santo”.

Por su trayectoria fue galardonada con la Medalla al Mérito Fotográfico el pasado octubre por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

AMN.MX/pp

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *