viernes, mayo 24, 2024

LOS TRAZOS DE COBI: Y hablando de la policía…

El mantenimiento de la ley y el orden social son de manera general, las funciones principales de la policía, estos dos aspectos se consideran condiciones necesarias para la sobrevivencia del Estado dicen los clásicos de la Ciencia Política y el Derecho. Pero para que eso suceda: “primero nos arreglamos porque ya sabes no es contra ti, es que los jefes nos exigen resultados…”

En nuestro país casi la mitad de los mexicanos que se encontraron con agentes de seguridad pública sufrieron algún acto de corrupción de parte de éstos, en el segundo semestre de 2021, según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

En materia de profesionalización y dignificación de la policía, México pactó con el Diablo desde hace mucho tiempo. Según el mismo INEGI, en 2021 existían 400 municipios en el país sin policía.

En la CDMX, ojalá en panorama fuera más alentador, las llamadas sesiones de “concejo” de seguridad de gobierno central y que se replican en las 16 alcaldías son una letanía de datos sobre incidencia delictiva y resultados en las diferentes y dispersas “estrategias” que implementan.

Cuando sabemos que un “Poli” de la CDMX tiene en promedio estudios de secundaria, su paso por la academia dura en promedio seis meses, que todos y todas andan armados pero el 21% no ha practicado tiro nunca, un 43% lo hizo una o dos veces al año, un 23% una vez cada dos años.

Según organización Causa en común, que preside María Elena Morera: A un 14% se les pide una cuota en la institución para salir en un coche patrulla, a un 10% para evitar ser castigados y a un 10% para no cambiarles de adscripción

El 69% jamás ha tenido un ascenso ni un estímulo laboral y existe opacidad en los exámenes periódicos, lo que permite que sean despedidos si los “Mandos” quieren y poner en su lugar a un cuate.

El pacto con el Diablo resulta de que a los “polis” no los apoyan pero los dejan “trabajar” con impunidad, de ahí que se puede afirmar que no es el sistema el que está corrupto: “la corrupción es el sistema”.

 

Instagram: acosta.jacobo

E mail: jacobo.acosta@gmail.com

 

Artículos relacionados