domingo, mayo 26, 2024

LIBROS DE AYER Y HOY: EU ¿Intervención con apoyo de mexicanos?

Teresa Gil
laislaquebrillaba@yahoo.com.mx

 

La intervención de Estados Unidos en nuestro país viola lo principios internacionales, y los mexicanos que están apoyando esa medida a través de informes y denuncias falsas, pueden configurar la traición a la patria. La Carta de las Naciones Unidas en su artículo dos prohíbe la injerencia de un estado en el territorio o en los asuntos de otro. El informe del Departamento de Estado de Estados Unidos, está violando flagrantemente no  solo la soberanía de México sino la de todos los estados que están contemplados en ese informe. En el caso de la traición a la patria sería cuestión de analizar las XV fracciones del articulo 123 del  Código Penal Federal  y confrontarlas como tipos, con lo que hemos sabido de mexicanos que desde el país o en viajes especiales, dan informes falsos sobre lo que ocurre en México. La participación de mexicanos con olor a traición a la patria, son con informes que son tomados desde afuera para lanzarse como bólidos contra nuestra soberanía. El gran escándalo que ha provocado el informe el Departamento de Estado, que como dueño que se cree del continente se mete en los rincones más  internos, pudo reforzase en los datos que ofrecen opositores, para justificar su ánimo intervencionista. No solo la andanada de escritos que envían esos opositores, sino las expresiones públicas, como las ernitidas por Felipe Calderón en plataforma  compartida con Mariano Rajoy y José María Aznar y de Lorenzo Córdova en su viaje por Estados Unidos, para expresar  sus miserias finales contra el régimen legítimo del país. Son datos que configuran la traición, porque se dan informes alterados de nuestro país, para alimentar  una intervención. Esta se dió el año anterior de muchas maneras, una de ellas, de parte del Parlamento de la Unión Europea.

MÉXICO REPRUEBA LA INTERVENCIÓN Y CONSIDERA MENTIROSO EL INFORME

La tensión que vive México en este momento no es nueva, por algo el propio dictador Portirio Díaz acuñó la fase ya histórica:  “México, tan lejos de dios y tan cerca de Estados Unidos” Frase a la que un AMLO diplomático la transformó en laudatoria ante Biden. Nuestro país ha sido víctima permanente de los agravios de Estados Unidos, con guerras incluidas,  robos de territorios y continua agresión de palabras como las que lanzó en varias ocasiones Donald Trump. La aparición reciente  de fiscales republicanos para pedir que los cárteles mexicanos fueran  declarados terroristas lo que facilitaría la intervención estadounidense en nuestro país, sigue su rumbo con la insistencia del bando republicano sobre el narco en el país. La muerte de dos ciudadanos estadounidenses en Tamaulipas, acentuó la situación y llevó a una pregunta al secretario de Estado Antony Blinken  de parte del legislador republicano Lindsey Graham, en la que el funcionario aceptó  que en efecto hay lugares en el país en los que el gobierno no tiene  control. La intervención ya directa en lo escrito y lo verbal, ocasionó una reacción enérgica de AMLO, que rechazó tajantemente el informe del Departamento de Estado al considerarlo un bodrio. Una sarta de mentiras. Paradójicamente el canciller Marcelo Ebrard, que anda muy activo en su precandidatura e incluso presentó un libro con ese fin, defendió a Blinken al señalar que el funcionario había dicho también que en el país sí se está haciendo algo contra el narco. Mientras eso pasaba el aún presidente consejero del INE se ha dado vuelo visitando a sus amigos de la ultraderecha en Estados Unidos entre ellos los considerados halcones  como los del Atlantc Council y los apoyadores de la guerra fría contra la URSS en su momento, los del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales formados por gente de derecha según reportes. En ese camino que bordea la traición  a la patria el funcionario electoral ha dado informes sobre todo de la reforma que se discute en el Poder Judicial.  

A LA PAR QUE MÉXICO HAY PROTESTAS TAJANTES EN CUBA Y EN BOLIVIA

México no es el único país al que ha ofendido el Departamento de Estado. El informe ha llegado a varios países a los que Estados Unidos cree que puede juzgar, sin  ver la viga en propio ojo. Cuba ha rechazado en forma enérgica también esa intervención  sobre todo porque el país del norte señala que hay protestas contra el gobierno de la isla cuando la respuesta de este gobierno ha sido que las marchas de protestas las ha organizado el propio Estados Unidos. Por su parte, la indignación priva en el gobierno boliviano ante el descaro gringo de juzgarlo, pasando sobre su soberanía. De acuerdo a noticias llegadas de ese país, se rechazó dicho informe y las mentiras que se mencionan en el mismo y fue considerado unilateral y oficioso. 

Artículos relacionados