viernes, junio 14, 2024

Las sirenas no son como los cuentos de hadas, esto es El despertar de la sirena

“El mar está lleno de peligros.

Algunos son conocidos para el hombre…

y otros no”

El despertar de la sirena.

El despertar de la sirena
El despertar de la sirena
Foto: Cortesía

CIUDAD DE MÉXICO, 09 de noviembre (AlMomento MX).- Quizá tú también relaciones la palabra “sirena” con algo bonito, tierno y bello; en esta ocasión el libro del que hablaremos tiene como personaje principal un ser mitológico que nada tiene que ver con lo bello, sino más bien con maldiciones, amor, decepción, traición y engaño.

Cansandra, nuestra protagonista y quien teme al mar, es quien nos llevará por esta travesía desde Francia hasta Finlandia con la misión de recoger a su abuela y llevarla de vuelta a casa. Será precisamente en este recorrido donde Casandra experimente una rara sensación que tiene su origen en el mar,  y que, más adelante, se revelará como Juraté, la sirena maldita y reina del mar podría robarle lo que más ama, Reijo.

Además de darnos un recorrido por los países nórdicos, específicamente a Finlandia donde se tejerán todos los hilos de una historia de amor, traición, sirenas, leyendas, mitología y hasta fantasía que a cada palabra te intrigará más y más. Pero para que no te quedes solo con esto te compartimos un fragmento de El Despertar de la Sirena

Carolina Andújar, autora de El despertar de la sirena
Carolina Andújar, autora de El despertar de la sirena
Foto: cortesía

Estas no son palabritas, El despertar de la sirena es el último libro escrito por la colombiana Carolina Andújar, quien a través de relatos que llevan plasmada la fantasía, te lleva por fenómenos oníricos y mágicos.

Obras como Vampyr y Vajda, príncipe inmortal, publicadas en 2009 y 2012, respectivamente son obras góticas que han resultado todo un éxito y que le han afianzado a la autora cientos de lectores que aman los vuelcos, los personajes y las historias que nunca lograrás predecir el siguiente paso.

«La leyenda estipulaba que, conforme se ahogaba, Jūratė había derramado en el mar dos frías lágrimas que, tras cristalizarse, habían ido a parar al interior de una ostra para transformarse en perlas mágicas.»

 

AMN.MX/kica

Artículos relacionados