fbpx "Las guerras por el agua serán más cruentas que las guerras por el petróleo": expertos | Almomento | Noticias, información nacional e internacional

aguaMOSCÚ, 5 de septiembre (Al Momento Noticias).-Desde Estados Unidos hasta Oriente Medio, enormes zonas del mundo se están secando y mil millones de personas no tienen acceso al agua potable. Varios expertos creen que el mundo se encuentra “ante un precipicio” de conflictos por este recurso esencial.

La escasez de agua potable puede provocar en un futuro próximo nuevos conflictos armados que serán más intensos que los desatados para controlar los recursos energéticos, creen los expertos.

Hoy en día, alrededor de 700 millones de personas en 43 países sufren las consecuencias de la escasez de agua. En 2025, debido al cambio climático global y al crecimiento de la población en todo el planeta, esta cifra superará los 3 mil millones.

Según los expertos, el principal desencadenante de los futuros conflictos será la desigual distribución de los recursos hídricos. Los lugares donde existe mayor escasez de agua en el mundo son Oriente Medio, China, India, Asia Central y África Central y Oriental. Para los países del continente africano el acceso al agua dulce es una cuestión de seguridad nacional, por lo que la decisión de Etiopía de construir en el Nilo una gran central hidroeléctrica causó un fuerte descontento por parte de Egipto, subraya la profesora del Departamento de Estudios Orientales del Instituto Estatal de Moscú de Relaciones Internacionales, Marina Saprónova.

“En Egipto temen que después de la construcción de la presa el país pierda una cuarta parte de sus recursos acuáticos. Casi el 98% de la población vive en el valle del Nilo. En consecuencia, no estamos solo ante una cuestión de seguridad alimentaria, sino también de producción industrial y seguridad nacional”, afirma la profesora.

En una reciente entrevista en la emisora rusa VestiFM, el presidente del Instituto de Oriente Próximo de la Academia de las Ciencias de Rusia, Yevgueni Satanovski, advirtió: “Egipto se está preparando para un feroz ataque por las aguas del Nilo”. “Hemos asistido a la formación de una alianza contra Etiopía integrada por Egipto, Sudán y Eritrea. Además, Etiopía tendrá problemas con Somalia y Ogadén, una región musulmana de mayoría somalí en Etiopía”, cree el experto. “El motor de esta alianza es Arabia Saudita, que de este modo está creando también una alianza contra Estados Unidos, porque sustituye a este país como suministrador de armas en el mercado egipcio”, explica.

Al mismo tiempo, la alianza contra Etiopía puede ser uno de los indicios de que en África se avecina una gran guerra que, probablemente, se desate poco después de que Etiopía ponga en funcionamiento su central hidroeléctrica en 2017. Además, “la guerra por el agua será mucho peor que una guerra por la energía. Las personas pueden vivir sin petróleo, pero no pueden sobrevivir sin agua”, concluyó el experto.

CALIFORNIALos datos actualizados de satélites de la NASA, utilizados para rastrear las reservas de agua, han alarmado a los científicos norteamericanos: el estado de California está al borde de una sequía épica, al igual que varias regiones del mundo que están en riesgo de experimentar escasez de agua en los próximos años debido a décadas de mala gestión y el uso excesivo de aguas subterráneas, las crecientes demandas de la agricultura, una población en crecimiento, la producción de energía y el cambio climático, informa el diario “The Guardian”.

Actualmente, una de cada siete personas en el planeta carece de acceso al agua potable. El Departamento de Seguridad de Estados Unidos ya ha advertido de posibles conflictos –incluyendo ataques terroristas– relacionados con el problema del agua. En un informe del 2012, el director de la inteligencia nacional advirtió que el uso excesivo de este recurso –en la India, por ejemplo– fue fuente de conflictos que podrían poner en peligro la seguridad nacional de EU.

El informe reveló que en los próximos 10 años, muchos países pueden experimentar problemas de agua, lo que llevaría a la inestabilidad y aumentaría las tensiones regionales, amenazando la producción de alimentos y el suministro de energía y avivando la tensión adicional en los Gobiernos que luchan contra la pobreza y los problemas sociales.

Las posibilidades de que las naciones vayan a la guerra por el agua todavía son escasas, según el informe de inteligencia nacional. No obstante, a medida que la carencia de agua se agudice en los próximos 10 años –y ya el ritmo es demasiado rápido– este recurso se convertirá “en un arma” para promover los objetivos terroristas, advierte el documento.

Regiones en riesgo:

California (EU): Recursos hídricos del estado se encuentran en niveles críticamente bajos y ha sido declarada una emergencia por la sequía.

Brasil: Sao Paulo, la ciudad más grande del país, está al borde del racionamiento de agua a causa de una grave sequía y la escasez llega en el año que el país recibe la Copa Mundial de fútbol. Enero fue el mes más caluroso registrado en la ciudad y el agua en su embalse principal ha caído al 20,9% de su capacidad, el nivel más bajo en una década.

Oriente Medio: Teherán, capital de Irán, se enfrenta a una escasez tan grave que los funcionarios están haciendo planes de contingencia para el racionamiento en un área donde viven unos 22 millones de personas, así como en otras grandes ciudades. El presidente Hasán Rohaní ha identificado el agua como un asunto de seguridad nacional.

La falta de agua es también muy grave en los Emiratos Árabes Unidos, donde el príncipe heredero Salman bin Abdul Aziz Al Saud anunció: “Para nosotros el agua [ahora] es más importante que el petróleo”.

Jordania está sufriendo cortes de energía debido al déficit de agua. El príncipe Hassan advirtió la semana pasada de que una guerra por el agua y la energía podría ser más sangrienta que la primavera árabe.

Norte de África: Egipto ha exigido que Etiopía detenga la construcción de una gran represa en el Nilo, comprometiéndose a proteger sus derechos históricos sobre el río a “cualquier precio”.

Sur de Asia: Alrededor de 600 millones de personas viven en una franja de 2.000 kilómetros que se extiende desde el este de Pakistán, por las llanuras cálidas y secas del norte de la India, hasta Bangladés. Es la zona más intensamente irrigada en el mundo. Hasta el 75% de los agricultores dependen de aguas subterráneas bombeadas.

China: Existe una creciente competencia por el agua en el país. Se espera que más de la mitad de las centrales eléctricas de carbón se construyan en zonas de alto estrés hídrico, amenazando así el abastecimiento de agua a las granjas, otras industrias y la población

AMN.MX/fm

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *